Chefs mexicanos han transformado sus restaurantes en cocinas comunitarias con la misión de proveer comida a la población, en especial a los grupos más vulnerables, durante el periodo de confinamiento por COVID-19.

Las cocinas comunitarias operan con el modelo creado por el chef español José Andrés, quien en el 2019 fue reconocido por ‘The World’s 50 Best Restaurants’ por su trabajo humanitario a través de World Central Kitchen: un proyecto para combatir la desnutrición en diferentes países, apoyar a víctimas de desastres naturales y crear un frente común ante situaciones como la que actualmente se vive en el mundo.

“Al reflexionar sobre la necesidad de crear un esquema de apoyo frente al estado de emergencia por coronavirus en México, ubicamos los resultados de la labor que realiza World Central Kitchen. Establecimos comunicación con la organización y la respuesta no se hizo esperar; nos compartió sus lineamientos de operación ante una crisis. Con el apoyo de profesionales que se sumaron a la iniciativa, se creó el proyecto piloto adaptado a nuestro país”.

Así lo explicó en entrevista Boris Gallegos, miembro de Cerebro México, un laboratorio de pensamiento colectivo que surgió durante el desastre ocasionado por el sismo de 2017. Precisó que la iniciativa de cocinas comunitarias es el resultado de la alianza entre el think tank colectivo y Primero Somos con World Central Kitchen.

“La iniciativa es vital porque además de proporcionar diferentes opciones de menús para llevar, nutritivos y seguros para la ciudadanía, permite que la cadena de valor no se rompa; que quienes participan del servicio, al igual que los proveedores, productores, transportistas. continúen teniendo ingresos”, destacó Roberto Hernández, chef de Humo Cocina de Brasas.

El también vicepresidente del Vatel Club México, detalló que para transformar su restaurante en cocina comunitaria fue necesario realizar adaptaciones para cumplir al pie de la letra con todas las medidas sanitarias, evitar contagios y garantizar la calidad de los alimentos.

“Lo importante es que ya estamos preparados para operar si se llega activar la fase 3 de la contingencia y que contamos con toda la disposición, como hasta ahora lo hemos hecho, de apoyar a quienes no saben o no pueden cocinar, a las personas de la tercera edad y a todas aquellas personas que requieran comida preparada por profesionales, segura y a precio solidario. También para proporcionar alimentación a personas en situación de calle”, subrayó Azari Cuenca, chef de Balmori Rooftop y Cuenca Taller, y catalizador del proyecto.

Cocinas Comunitarias

A la fecha se han sumado a la iniciativa de cocinas comunitarias más de 10 restaurantes en la Ciudad de México y el proyecto se ha extendido a cuatro entidades del país. Por su parte, World Central Kitchen se mantiene activo en Nueva York, Estados Unidos, Madrid, España y Perú.

“Lo que queremos lograr es que la mayor cantidad de restaurantes a nivel nacional puedan ser centros de apoyo a sus comunidades. La idea es crear sinergia entre la comunidad, las autoridades y las empresas que quieran sumarse a este y otros esfuerzos enfocados a mantener a México en marcha a pesar de las circunstancias”, concluyó Boris Gallegos. Para ubicar los establecimientos que ya participan consulta #cocinascomunitarias #NoNosVamosaSoltar #TacoPendiente o #WorldCentralKitchen.

También te puede interesar: Alta cocina en tu hogar, restaurantes con servicio de take out

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

L’Oréal
L’Oréal se compromete con México en su lucha en contra del Coronavirus
Por

La empresa francesa de cosméticos se encuentra produciendo gel antibacterial para donarlo a instituciones de salud públi...