Los propietarios del restaurante “This is not a sushi bar”, ubicado en Milán, descubrieron una manera de diferenciarse de los muchos restaurantes que ofrecen la misma comida que ellos: ofrecer a los clientes el poder acceder a descuentos o incluso al pago total de su cuenta dependiendo del número de seguidores que tienen en Instagram.

Así es, los dos hermanos propietarios del establecimiento ofrecen a sus comensales la oportunidad de comer con descuentos siempre y cuando tengan por lo menos mil seguidores, pero si estos son muchos más, tendrán acceso a más platillos gratis.

Sin duda Instagram es una de las principales redes sociales en el mundo, por ello y aprovechando su auge, el restaurante pide a los comensales subir una fotografía de sus platillos con un hashtag alusivo al restaurante.

La estrategia ha sido bien recibida por quienes visitan este negocio de sushi, un platillo que en los últimos años ha alcanzado gran popularidad, al punto de poder encontrarse en casi cualquier ciudad alrededor del mundo.

Toda promoción tiene sus límites y esta no es la excepción. Por lo menos algunos de los platillos del menú quedan fuera del pago por medio de seguidores de Instagram, sin embargo, esto no quita la originalidad de una propuesta que surge en una época en la cual las redes sociales son parte fundamental de nuestras vidas.

Te puede interesar: Tu próxima botella de vino te podría salir más cara

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Menús para celebrar el Thanksgiving en la Ciudad de México
Por

Aprovecha este pretexto ideal para comer pavo, gravy y pie de calabaza.