Compuesta por un cáliz que potencia los aromas frutales del malbec, esta copa de angosto aro no sólo ayuda a concentrar los aromas, sino que crea un armonioso balance entre los dulces taninos y la acidez media, características clave del vino tinto.

Graffigna, una de las bodegas enológicas de gran tradición en Argentina, presentó en México la “Copa Malbec”, la primera a nivel internacional desarrollada en exclusiva con Riedel, líder en copas de cristal, bajo la insignia de su casa, el Malbec.

Diseñada en la fábrica Riedel en Austria, tiene una forma específica que potencia y realza las cualidades de esta variedad vinícola, aunque también puede ser utilizada para degustar todo tipo de vino.

Fue Claus J. Riedel quien sentó las bases para la producción de copas funcionales y bellas, creadas de acuerdo al principio de diseño de la Bauhaus, el cual indica que “la función determina la forma.” Es por ello que, desde su fundación, hace más de 250 años, su técnica creada para disfrutar se ha convertido en un referente en copas de vino y su serie artesanal es de las que más éxito tiene a nivel mundial.

 

Viñedos Graffigna

Viñedos Graffigna

Una alianza manchada de tinto

A partir de una evolución en la manufactura de copas para las más reconocidas variedades de vino, Riedel buscaba desarrollar una copa para el Malbec, por lo que se alió con Graffigna, una de las bodegas argentinas cuya tradición se remite a 1870.

Esta unión surgió de la necesidad de incluir en el mercado un proyecto de exportación que fuera diferente. Es por ello que, inspirándose en el malbec, insignia de los vinos argentinos, se empezó a idear esta propuesta, mencionó Federico Lleonart, embajador global de Graffigna Argentina durante la presentación de dicha copa.

Asimismo, esta pieza brindará una experiencia al consumidor al garantizar que llegue el “mensaje” del vino directo a sus sentidos, envolviéndolo con el aroma, el cuerpo y el sabor característico del malbec, aseguró el representante de la casa enológica.

Durante 2012 se reunieron enólogos y representantes de Graffigna en Las Vegas para probar, mediante una terna, 16 copas. Tiempo después se realizó un workshop en el Consulado Argentino en Nueva York, para que, a través de la experiencia de especialistas, críticos, periodistas y sommeliers internacionales eligieran únicamente la copa que resaltara de la mejor manera las cualidades de la cepa argentina.

Foto: Cortesía Riedel y Graffigna

Foto: Cortesía Riedel y Graffigna

 

Para mayor información:

riedel.com

@RiedelUSA

graffignawines.com

@graffignawines

 

 

 

 

 

Siguientes artículos

Un tour artístico conmemora a la Maison Hennessy
Por

Para conmemorar el 250 Aniversario de esta casa de cognac, se anunció en marzo pasado la inauguración del Tour Hennessy...