El single malt se renueva con un nuevo empaque para su versión de 18 años.

Una botella de cristal transparente hecha a mano, con un cartucho en relieve se resguarda ahora en una caja color chocolate. El cambio de imagen sólo afecta a Glenfiddich 18 y es una manera de diferenciarse del 12 y del 15 para acentuar que se trata de un whisky más maduro y más elevado, acercándose así a la imagen del 21.

La nueva botella no representa un cambio drástico, sino que se trata de detalles que la hacen más llamativa, más robusta y más limpia. Sigue siendo triangular, la forma distintiva de la marca, pero más ancha y con una etiqueta depurada en donde sólo resalta lo más importante, entre ello la leyenda “Independant Family Distillers”. Ésta resulta la esencia de la firma que no se ha unido a ningún grupo, sino que desde 1887 se han mantenido como una empresa familiar.

glenfiddich

Lo que ha hecho que este destilado sea acreedor a premios internacionales es el cuidado con el que se realiza. A diferencia de otras compañías, el single malt se madura en lotes pequeños de no más de 150 barricas para asegurar su calidad, debido a que se puede tener un mayor cuidado en el sabor y el aroma en producciones reducidas. Cada barrica se marca y se cuida independientemente por 18 años de forma que se tenga un control absoluto en la maduración.

Algo destacado es que las barricas no se piden a un proveedor externo como suele hacerse en la industria, sino que son construidas por toneleros de la marca con madera de oloroso español y roble americano. Esto se debe a que el 65% del carácter del whisky viene de la madera y el control de la producción asegura que no habrá otro elemento que altere su sabor. Por lo tanto sus barricas no tienen ningún tipo de pegamento ni clavos.

Se realizó una barrica especial para la toma de esta imagen, la cual es la campaña de esta nueva botella.

Se realizó una barrica especial para la toma de esta imagen, la cual es la campaña de esta nueva botella.

Detalles:

  • Nariz: roble, manzana, canela, naranja
  • Boca: frutas secas, confitadas, dátiles, un toque de cítricos
  • Premios: Scotch Whisky Masters Award (2013) y el Onternational Spirits Challenge (2013)

 

 

Siguientes artículos

México y Reino Unido unen fuerzas en el mundo del arte
Por

El año dual entre ambos países está próximo a terminarse, sin embargo lo que deja atrás es un legado que permanecerá muc...