Capta nuestra atención el auge que comienzan a tener las casas relojeras relativamente nuevas, mismas que han empezado a crear cierto sentido de competencia entre las firmas relojeras clásicas con mayor prestigio y años de presencia dentro de la industria. 

No es novedad que la alta relojería colección tras colección pretende impactar a sus clientes más leales que les han seguido a lo largo de los años. En la actualidad el mercado correspondiente a la relojería de alta gama se ha ido expandiendo no sólo a nivel interno en la creatividad, si no mucho más importante al exterior con nuevos gustos.

Pero resulta imposible no voltear a ver a las “nuevas” marcas relojeras que ya se han comenzado a posicionarse dentro del mercado de la alta relojería, las cuales sin duda tienen como principal objetivo dar de qué hablar y comenzar a robar las miradas de los compradores más exigentes del mercado a través de diseños novedosos y complicaciones que puedan llegar a conquistarlos.

Pierre DeRoche

Amor es la mejor palabra que puede definir a Pierre DeRoche, una casa relojera fundada en 2004 por Carole y Pierre Dubois. La filosofía de esta marca se basa en aquel sentimiento, ya que radica en hacer que cada una de las piezas de sus relojes creen una interacción impecable y a la vez mágica.

La historia de Pierre DeRoche comienza hace 30 años cuando Carole -en ese entonces una asistente de laboratorio- se ve sumergida en el apasionante mundo de la relojería de la mano de Pierre, quien desde pequeño se enamoró de la ciencia del tiempo, dado que su familia desde cuatro generaciones atrás ya fabricaba relojes para las mejores marcas de relojes en Suiza.

Carole, apasionada por este nuevo mundo, fue una pieza clave para cumplir el sueño de Pierre, el cual se resumía en crear una marca de relojes propia.

En cuanto al mecanismo de los relojes de Pierre DeRoche se busca un equilibrio que refleje la química de una pareja; el viviente ejemplo de esto es su llamada colección TNT, la cual resalta por ser moderna, sin dejar de lado las complicaciones de la alta relojería.

TNT Royal Retro de Pierre DeRoche

TNT Royal Retro de Pierre DeRoche

Uno de los relojes insignia de la colección es el llamado TNT Royal Retro. Esta pieza cuenta con las funciones clásicas, más un movimiento orquestado por seis segunderos retrógrados; además el reloj posee 58 joyas, biseles con acabado satinado y una correa con piel de cocodrilo con costuras en un azul que combina con el interior del mecanismo, mismo que demuestra que Pierre DeRoche tiene todo para competir con las relojerías más antiguas.

 

Armin Strom

¿Cuál es el secreto de esta casa relojera? fácil, mostrar más que sólo el tiempo.

Desde 2009, Armin Strom ha dejado claro que el arte de esta casa es mostrar el esqueleto del reloj, lo que requiere una meticulosa atención a los detalles, porque es una complicación muy delicada.

Armin Strom fundador de la firma, ha llamado la atención de muchos desde que en el año 1991 uno de sus modelos entró al libro de los Record Guinness. Dicha pieza lleva el título del reloj de esqueleto mas pequeño hecho a mano, mismo que hasta hoy no ha logrado ser superado. A partir de esta época, la reputación del relojero creció tanto que casas relojeras de gran prestigio ahora le pedían series de relojes de esqueleto hechos a mano.

Así fue como Armin Storm se dio cuenta se su gran don, para que en el año 2006 comenzara a buscar cómo realizar su propia marca de relojería. En la actualidad Armin Storm es una manufacturera relojera reconocida por trabajar con las mejores y más modernas herramientas, así como por crear relojes en pequeñas series lo que garantiza exclusividad al potencial comprador. Cabe destacar que todos los calibres de la marca son hechos en un mismo lugar.

Además, esta firma es la perfecta mezcla entre la modernidad, la pasión por la alta relojería, la perfección y la técnica, lo que vuelve a sus productos una digna expresión de lujo. El perfecto ejemplo de esto es el reloj Torubillon Skeleton Earth de la marca.

Torubillon Skeleton Earth de Armin Storm

Torubillon Skeleton Earth de Armin Storm

El mencionado reloj, como su nombre lo indica, tiene un movimiento de tourbillon y 10 días de reserva de marcha; más allá de eso su diseño es sumamente llamativo al mostrar el calibre completo hecho de acero conformado por un total de 184 piezas y 24 joyas, lo cual resalta a través de la caja negra con cristal de zafiro. La correa es de cocodrilo en negro con costuras en blanco y también le incluye una extra de caucho del mismo color.

 

También te puede interesar: Cuando la Relojería se torna rebelde

 

Franck Muller

Desde una edad temprana Franck Muller se caracterizó por tener gran interés por diversos mecanismos, es por eso que no llamó la atención cuando decidió estudiar en la escuela de relojería de Ginebra, Suiza.

Después de sus estudios, rápidamente Muller fue reconocido por sus grandes y diversos talentos técnicos, lo cual hizo que coleccionistas alrededor del globo comenzaran a buscarlo para enviarle sus atesoradas piezas relojeras para su restauración. Años de empeño y estudio llevaron a Franck Muller a debutar su primer reloj creado por él en el año 1983.

Hasta el día de hoy el fundador de esta firma es reconocido como “el maestro de las complicaciones”, mismo que con cada debutante colección trata de crear guarda tiempos únicos en el mercado, los cuales desde el calibre hasta los planes de ejecución  prototipos son creados en un mismo lugar.

Además los relojes que se crean dentro de esta casa llevan un gran grado de artesanía, cuidado y paciencia, ya que los relojeros decoradores a veces pueden pasar más de 20 horas en un componente de la pieza aunque este no siempre sea visible, lo que demuestra valor, dedicación y sobre todo exclusividad.

The Revolution 3-1 de Franck Mulller

The Revolution 3-1 de Franck Muller

En el año 2014, Franck Muller creó un reloj sin precedentes llamado The Revolution 3-1, el cual no sólo revolucionó sino que cautivó al mercado. Esta pieza se define a sí misma como un espectáculo técnico por poseer un tourbillon de triple eje a la vista que corrige la gravedad en todas sus posiciones. Esta obra maestra también cuenta con un calendario perpetuo.

Por si fuera poco Franck Muller ha creado su propia feria de relojería, llamada World Presentation of Haute Horlogerie, lo que da a conocer el espíritu pionero e independiente de la marca.

También te puede interesar: La escuela de la relojería dictada en una pieza única 

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

La moda mexicana busca seguir expandiéndose
Por

La industria de la moda en la actualidad se encuentra en un proceso de potencial crecimiento y expansión no sólo en el á...