Desde un snack a la hora de la película o mientras disfrutamos el momento, pasando por el desayuno, comida y cena, en momentos especiales, solo o acompañado, el queso europeo es, históricamente, uno de los protagonistas de su cultura gastronómica, la cual ha surcado los tiempos y las fronteras para adaptarse sorpresivamente a otras cocinas, como la mexicana, en donde la cremosidad perfecta, los sabores con carácter, lo que se derrite y gratina se acerca a la perfección.

Y es que una de las grandes herencias europeas en cuanto a quesos se refiere es el aprecio por el cuidado y el tiempo en la elaboración. Por ejemplo, mientras países como Estados Unidos optan por quesos frescos, inmediatos, en países como Francia, y prácticamente toda Europa, la mayoría practicará el llamado affinage, o el arte de madurar el queso, esperando de seis a ocho semanas como mínimo, antes de cortar una rueda de delicia madurada.

Hoy, uno de los más dignos exponentes del mundo hecho queso, el continente Europeo, nos deleita con siete ejemplares de altura y por demás únicos y deliciosos. Traerlos a nuestra mesa es todo un deleite sensorial. ¿Tú ya los probaste? Toma nota y prueba los Quesos de Europa:

(Foto cortesía de Quesos de Europa)

1. Brie. Uno de los más cremosos y preciados, el queso Brie tiene un aroma y sabor ligeros, con un final un tanto salado, que marida de forma perfecto, gracias a su composición equilibrada (60% grasa de leche), lo que lo hace el amigo perfecto de vinos, frutos verdes, semillas e incluso para comida más en forma, snacks o postres complejos que incorporen amplios contrastes.

 

(Foto cortesía de Quesos de Europa)

2. Camembert. Los Camembert pudieran tener una semejanza con los Brie, pero las sutilezas lo son todo: el Camembert puede estar del lado aún más cremoso de la vida, oler a tierra o a setas, súper agradable a los sentidos, con un sabor generoso, el cual va detonando ese entramado placer de sensaciones a las que llamamos umami, en donde los secretos de esta maravilla se deleitan poco a poco, por capas y momentos.

 

(Foto cortesía de Quesos de Europa)

3. Emmental. Uno de los consentidos para el fondue, el arte de derretir, gratinar y calentar. Similar al gruyere, el origen alpino del Emmental supera los más estrictos estándares de fundido a altas temperaturas, potenciando su cremosidad lechera de alta calidad.

 

(Foto cortesía de Quesos de Europa)

4. Comté. Una joya láctea milenaria. Originario de las montañas de Jura, en la región occidental de los alpes franceses, este queso se remonta al siglo XII, tiempo desde el cual se respeta una madurez en bodegas durante seis meses, o incluso más, lo que le brinda ese tenue sabor a semillas (nuez con un toque avellanado), que lo hace tan delicado y amigable con las notas frutales.

 

(Foto cortesía de Quesos de Europa)

5. Mimolette. Sustancioso, de forma y color atípicos, robusto y avellanado, el queso Mimolette es uno de los que mejor revelan sus secretos con frutos del bosque y el vino, solo y si es aún más añejo, mejor. Su apariencia naranja es la antesala de un queso con mucho sabor, orgulloso portador de la denominación de origen, que protege su identidad genuina.

 

(Foto cortesía de Quesos de Europa)

6. Azul. Uno de los prodigios de la química y la ciencia alimenticia. El queso azul es una variedad de contrastes amplios, apariencias arriesgadas y recompensas igual de monumentales, fuertes al gusto y detonantes de una experiencia sensorial única en su tipo. Algunas veces puede ser ligeramente picante y algo salado y su aroma es, por añadidura, robusto. Su versatilidad nos permite, según sea el caso, untarlo, fundirlo, o incluso servirlo en salsas que acompañen nuestros cortes de carnes predilectos.

 

(Foto cortesía de Quesos de Europa)

7. Raclette. Una regla no escrita en la preferencia de los paladares más gourmet. El Raclette es un queso que proviene de los Alpes, hecho de leche de vaca, particularmente noble y en extremo delicioso, muy cremoso cuando se derrite y triunfante solo, en maridaje con otros alimentos o incorporado a platillos más elaborados.

Para conocer más de estos fascinantes quesos, así como los puntos de venta y deliciosas recetas, sigue las cuentas de FB y TW @quesosdeeuropa y visita la página: www.quesosdeeuropa.com

Un poco de queso europeo le da sabor a cualquier momento.

 

 

Siguientes artículos

El mejor pisco de Lima
Trago con historia… Y el mejor pisco sour de Lima, Perú.
Por

Country Club Lima, propiedad del portafolios de The Leading Hotels of The World, es el lugar donde el sabor converge con...