El rubí, junto a la esmeralda, el zafiro y el diamante, forma parte de las cuatro piedras preciosas más imponentes y magníficas del mundo. Su color rojo intenso y su brillo llamativo lo hacen una pieza deseada por muchos. Te presentamos qué hay detrás de esta magnífica piedra. 

El Rubí obtiene su nombre del latín “ruber”, que significa rojo.  Esta piedra es óxido de aluminio y un mineral muy duro, tiene la calificación número 9 en la escala de Mohs, se encuentra en todos los continentes, pero en donde es más abundante es en Sri Lanka, donde se extrae desde el 480 A.C

Se encuentra en las grietas de yacimientos de circonio, de oro y de esmeraldas colombianas. Además, se puede conseguir  en las minas de diamantes y cerca de las turmalinas negras.

PUBLICIDAD

Es muy difícil que esta piedra tenga la pureza más alta, que es el llamado color  “sangre de paloma”, un rojo puro con un toque de azul, pues sólo se encuentra en las minas de Myanmar (Birmania), que son los depósitos de rubí más importantes que se conocen actualmente. Los depósitos más importantes del rubí se encuentran en: Afganistán, Camboya, China, India, Kenia, Madagascar, Mozambique, Sri Lanka, Tanzania, Tailandia y Vietnam.

Los rubíes tienen una escala de matices que van desde el rojo anaranjado al rojo violáceo. El Rubí es junto al Zafiro una variedad colorida del Corindón, un cristal de óxido de aluminio, que produce gemas “alocromáticas” y los restos de elementos minerales como el cromo, el hierro y el titanio. El Corindón rojo es llamado Rubí.

El rubí sólo es un 80% rojo ya que el restante 20% muestra tonalidades de naranja, rosa, violeta o lila.

Te presentamos algunas de las joyas más impactantes con esta piedra.

Rhythm de Graff Diamonds

La colección Rhythm se hizo con la inspiración de la energía y la música, lo que dio como resultado joyas de alta calidad con un sentido de dinamismo y movimiento. Los maestros y artesanos de Graff pusieron juntos una gran variedad de diamantes en forma de marquise y de pera, junto con rubíes de la más alta calidad.  Este collar resalta el esplendor de las dos piedras preciosas que lo componen.

Burmese Ruby and Diamond Ring, por Cartier

El rubí central es uno de los más impresionantes del mundo, ya que se trata de una piedra de 25.59 quilates, adornada con diamantes en forma de escudo, hecho por la marca Cartier. El rubí es de origen birmano (uno de los de mejor calidad del mundo) y contiene el color sangre de paloma, el más puro del mundo. Una joya única, que no pasa desapercibida.

Anillo de Berger Joyeros

Una piedra de rubí en el centro con un corte oval,  rodeada por  12 diamantes, que conforman la representación de una flor.  La dualidad entre diamantes y rubíes hace que las dos piedras luzcan en su mayor esplendor, además de que la forma de flor da un toque elegante y diferente a estas piedras preciosas.

Lee también: La Esmeralda: un reloj hecho de historia

Altiplano de Piaget

Este imponente reloj tiene una caja de 34 mm. Está hecho de oro rosa de 18 quilates con 160 diamantes de 0.9 quilates a su alrededor y cuenta con una funda de cristal de zafiro. En total tiene 219 diamantes y 8 de rubíes que lo decoran y hacen de esta pieza algo diferente.

Pulsera de Rubíes y diamantes de Graff Diamonds

Una pieza única que le tomó meses a los expertos gemólogos y artesanos completar. Esta pulsera tiene un total de 174 quilates de rubíes colorados y puros, además de diamantes blancos exquisitos. En el centro tiene un rubí de 5 quilates, que representa el corazón de la pieza. Una impactante creación no solo por sus piedras, sino por su complejo diseño.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

5 restaurantes que abrirán este año en Estados Unidos
Por

El mundo cada vez está mas globalizado y los restaurantes que conocíamos en una sola ciudad, poco a poco conquistan más...