Puebla le da la bienvenida a la cuarta propiedad de Rosewood Hotels & Resorts en México, después de 3 años y con todo el carácter para hacer homenaje a la cultura y tradición de la ciudad. 

El principal objetivo del proyecto fue fusionar el pasado y el presente. Por lo tanto, el Rosewood Puebla está conformado por vestigios arquitectónicos del barrio de San Francisco, los cuales fueron restaurados respetando su belleza arquitectónica, entre ellos se encuentran: los Lavaderos de Almoloya y la Capilla del Cirineo.

La arquitectura del hotel fue minuciosamente realizada para que representara la belleza poblana y contiene tonos barrocos, diseños únicos que combinan los matices contemporáneos rodeados de piedra, madera, cobre y herrería.

El hotel esta conformado por 78 habitaciones y suites que ofrecen vistas al centro de la ciudad o a los jardines del hotel. Su inmobiliario fue realizado con madera y piel, cuentan con pantallas planas inteligentes, WiFi, baños con tina y duchas de lluvia.

La suite más impresionante es la Suite Rosewood, ubicada en el cuarto piso del edificio principal y cuenta con un espacio de 210 metros cuadrados, con un terraza de 113 metros cuadrados. Al interior presume una sala de estar, comedor interior, comedor al aire libre, bar personal y servicio de ama de llaves dos veces al día, entre otras amenidades. La noche en la Suite Rosewood puede estar disponible desde 2,500 dólares.

4 restaurantes conforman la oferta gastronómica del hotel, el Chef Ejecutivo Jorge González es el encargado de guiar el menú:

  • Pasquinel Bistrot: de ambiente refinado y con una cocina abierta que divide el comedor principal de un elegante salón privado. El menú tiene como escenario principal los ingredientes y sus orígenes.
  • Café Azul Talavera: ambiente relajado y estilo de street side café, con productos locales con toque europeo. En su decoración resalta la Talavera, uno de los más grandes tesoros culturales de la ciudad.
  • Bar los Lavaderos: el bar cuenta con una extensa colección de mezcales y tequilas, así como un menú de cocteles.
  • Rooftop Bar: si algo caracteriza al Rosewood es su concepto de rooftop bars. Aquí se aprecian vistas espectaculares acompañadas de los volcanes Popocatépetl  e Iztlaccíhuatl. El menú contará con tapas mexicanas y carnes frías locales, además de la carta de cocteles.

Síguenos en:

Twitter

Instagram

Facebook

 

Siguientes artículos

8 claves para descubrir el Camaro ZL1
Por

Con un pedigree que se remonta a 1967, la sexta generación del Camaro luce muy familiar a simple vista para los amantes...