Laura Rojas-Marcos, PH.D. Doctora en Psicología Clínica y de la Salud nos habla acerca de como vivir en el aquí y el ahora.

Vivir en gerundio es vivir en el presente. Es sentir el cuerpo y la mente en movimiento, es ser consciente de nuestro hacer. Como un suspiro, es el lugar donde ni existe el pasado ni el futuro, es nuestro todavía.

Usamos el gerundio cuando conjugamos un verbo que demuestra una acción, pero no está definida ni por el tiempo, ni el modo, ni el número, ni la persona… Es lo que es: nuestro aquí y ahora. Su forma simple representa este instante; cuando nos encontramos haciendo, pensando, decidiendo o sintiendo.

En el gerundio se ocultan nuestros sueños y deseos, es el lugar donde se manifiestan cada una de nuestras intenciones. Aquellas que se convierten en propósitos y en un futuro lleno de posibilidades. Como el mar, rebosa de vida, de oportunidades y descubrimientos, imposibles de apreciar si no se tiene el coraje de navegar hacia lo desconocido. Como dicen los marineros, no se puede cruzar el océano a no ser que se tenga el coraje de perder de vista la orilla.

Seguir nuestros propósitos en gerundio es un acto de valentía y coraje. Es ese momento en el que decidimos poner a prueba nuestra determinación, audacia y entereza; y dejamos atrás la fantasía y la seguridad, para cruzar la línea que marca la diferencia entre el antes y el después, lo conocido de lo desconocido. Es ese primer paso el que abrirá las puertas de nuestra mente y corazón, dejando un legado en nuestra historia.

Nuestro legado es lo que permanece en los recuerdos, lo que perdura en la memoria emocional. Es el resultado final de nuestros actos generosos y egoístas, así como las secuelas que dejamos con nuestros gestos de amabilidad y gentileza, o de tiranía y crueldad. Como las huellas que vamos dejando en la arena de una playa desierta, cada interacción y decisión que tomamos durante el proceso de construir una nueva realidad.

Cuando elegimos salir de nuestra zona de confort y ponernos a prueba, de pronto, en un abrir y cerrar de ojos, se pone  en acción nuestra imaginación y creatividad para emprender un nuevo camino hacia las estrellas, aquellas que están en un universo inexplorado. Eso sí, no navegaremos a ciegas, ya que para llegar a ellas nos guiaremos por otras estrellas que forman parte de nuestra vida pasada, las que son nuestras referencias, las que nos iluminan con los recuerdos de experiencias aprendidas.

Quizá en esta aventura arriesguemos nuestra seguridad, nuestra dignidad o incluso nuestra vida. Como le sucedió a Ulises, atravesaremos tormentas perfectas y estaremos tentados por el canto de las sirenas para que nos desviemos de nuestro camino. Puede que en algún momento consideremos abandonar por incertidumbre, agotamiento o melancolía. Puede que dudemos y que sintamos miedo a arrepentirnos. Pero dentro de nosotros sentiremos la fuerza para mantener el rumbo, la paciencia para esperar a que salga el sol en los días nublados, y la serenidad para no perder de vista a la estrella Polar durante la noche.

PUBLICIDAD

Como Ulises, sólo nosotros podemos decidir si nos amarramos al mástil y miramos fijamente al objetivo. Sólo nosotros podemos recordarnos la razón que nos llevó a alejarnos de lo conocido. Sea cual sea la meta, no debemos olvidar que merece la pena intentar conquistarla. Para ello debemos fijar la mirada hacia adelante y sólo mirar atrás para alegrarnos de lo ya conseguido coger impulso. Sólo así lograremos  hacer de una intención una realidad. Y solo así viviremos en gerundio.

Biografía de Laura Rojas-Marcos, Ph.D

Doctora en Psicología Clínica y de la Salud. Conferenciante, investigadora, docente y escritora. Elegida Top 100 Mujeres Líderes de España (2015). Colaboradora del Instituto de la Felicidad de Coca-Cola y del Programa La Aventura del Saber, de Televisión Española TVE2. Psicóloga y Psicoterapeuta por la Federación Europea de Psicoterapia. Miembro de la Asociación Americana de Psicología, y Miembro de la Asociación Española de Psicología Positiva. Autora de los libros: Hablar y Aprender, El sentimiento de culpa, Somos cambio y La familia: de relaciones tóxicas a relaciones sanas. 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

El nuevo RapidE de Aston Martin, una apuesta por el futuro sostenible
Por

El 2019 promete ser un buen año para Aston Martin. Con la llegada de su primer modelo 100% eléctrico, RapidE, el fabrica...