Foro Forbes Centroamércia 2015: Sí, el futuro ya está aquí, y lo puedes ver porque hoy cada vez hay más aparatos y objetos conectados a internet. Se llama internet de las cosas y es una industria que valdrá 11 billones de dólares los próximos 10 años. 

 

Si necesitas una prueba de que el futuro ya está aquí, sólo mete la mano en tu bolsillo. Ese pequeño bloque de cristal, metal y plástico que vive ahí tiene un poder que era impensable hace 10 años y hoy se ha convertido en una pieza fundamental de nuestros días. Sí, el smartphone nos ha facilitado la vida en muchos sentidos, pero fue sólo el primero de miles de aparatos conectados a internet

PUBLICIDAD

Pero hay algo más que agradecer al teléfono inteligente: acelerar la competencia por el desarrollo de sensores más pequeños y eficientes, que también ha ayudado a acelerar la revolución del internet de las cosas (IoT, en inglés).

Para que un objeto forme parte de la red del IoT necesita contar con la capacidad de conectarse a internet, ser administrado de forma remota e interactuar con otras máquinas. Hoy, es cada vez más común descubrir que aparatos –antes inertes– comienzan a adquirir vida e inteligencia, a hablarnos o a comunicarse con otros aparatos, desde nuestros relojes hasta nuestros propios cuerpos.

Para 2020, Cisco prevé que habrá más de 50,000 millones de aparatos conectados en la red, mientras que la consultora McKinsey pronostica que el impacto económico de la industria podría alcanzar hasta 11 billones de dólares al año la próxima década.

Aquí cinco cosas que ya te hablan:

  1. Casas. Desde cerraduras inteligentes y focos, hasta lavadoras, refrigeradores y sensores de movimiento, hay cada vez más opciones para hacerte de un aparato conectado. Samsung, LG, Qualcomm y Google son algunas de las empresas que invierten para que todos esos aparatos logren convivir interconectados.
  2. Camas. Ni siquiera dormidos dejamos de producir datos. La empresa francesa Withthings desarrolló Aura, un tapete para tu cama, acondicionado con una pequeña lámpara con altavoz. El tapete recoge toda la información sobre tu calidad de sueño y la transmite a la lámpara, que te despierta a la hora ideal de acuerdo con tu ciclo de sueño para que despiertes fresco y descansado.
  3. Relojes. Era sólo cuestión de tiempo para que alguien miniaturizara el smartphone y cumpliera el sueño largamente acariciado por los escritores de ciencia ficción. Hoy, hay al menos una docena de opciones en venta, desde el Apple Watch hasta el Phoenix de Garmin para los amantes de los exteriores, y Activité, de Withings, que es en realidad un reloj análogo con un contador de pasos y un transmisor Bluetooth, ideal para los nostálgicos de vanguardia.
  4. Autos. Vinli, una pequeña startup con sede en Dallas, inventó un pequeño aparato que se conecta a la computadora de prácticamente cualquier coche, dándole conexión a internet y ofreciendo al conductor una fuente inagotable de datos sobre su vehículo, desde el estado en que éste se encuentra hasta la eficiencia de consumo de combustible.
  5. Cuerpos. Los pacientes con diabetes, que deben monitorear de forma constante sus niveles de glucosa, ya pueden hacerlo y recibir en su smartphone un reporte completo. El G4 Platinium de Dexcom, por ejemplo, consta de un pequeño sensor adherido a la piel del paciente –usualmente el abdomen o la parte exterior del muslo– que mide los niveles de glucosa en la sangre y transmite los datos al smartphone cada 5 minutos. Esos datos se comparten en tiempo real con médicos o familiares.

¿Quieres saber más sobre la IoT ? Sigue el Foro Forbes en ciudad de Guatemala el próximo 11 de noviembre. El Futuro está aquí.

 

 

Siguientes artículos

Foro Forbes 2015: Armas cibernéticas de destrucción masiva
Por

 Foro Forbes Centroamérica 2015: Los hackers, además de querer robar todo lo que tiene tu computadora y tu negocio, ahor...