Aunque las cifras de adopción tecnológica en México van en aumento según los últimos datos de órganos como AMIPCI, IAB, CIU, las actividades tecnológicas del gobierno federal no parecen coincidir con estos números.

Se estima que al final de este año, la penetración de smartphones alcanzará 83%, misma que en 2013 se encontraba cerca de 35%, señala The Social Intelligence Unit (SIU), -institución dedicada a la medición y análisis de impactos sociales de las TICs-. A su vez, destaca que las suscripciones de Banda Ancha Móvil (BAM), equivalieron a 50.8 millones de conexiones en el segundo trimestre de 2016, lo que representó un penetración de 42% y un crecimiento anual de 91%.

Sin embargo todavía se ve lejana una adopción total en nuestro país.

“Las instancias que conforman la administración pública federal han realizado un esfuerzo para aprovechar las bondades del gobierno electrónico desde las plataformas móviles, sin embargo las métricas de m-Gobierno aún no convergen con  la realidad de adopción acelerada de BAM y smartphones”, señala en su estudio The-SIU, “Aplicaciones del Gobierno Federal: Métricas y Avances”.

PUBLICIDAD

Lee también Un millón de empresas “van tarde” a la adopción de facturas electrónicas

En este sentido, la tasa de adopción de aplicaciones del gobierno federal aún no logra converger con las aceleradas tasas de adopción de dispositivos e Internet móvil, detalla The-SIU, lo que deja al descubierto un desfase importante entre el potencial del m-Gobierno y su realidad.

En su documento señala que, en promedio, una aplicación emitida por dichas instituciones (gubernamentales) se descargó 24,821 veces. Lo cual representó un incremento anual de 45% respecto a 2015 y de 47% respecto a 2014.

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-11-50-20

Particularmente, las plataformas digitales facilitan a los gobiernos la prestación de servicios a los usuarios; impulsan los datos abiertos que ayudan a la transparencia y rendición de cuentas; promueven la inclusión ciudadana a través de consultas electrónicas, entre otros beneficios.

De acuerdo con el Índice de e-Gobierno de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que mide en conjunto los servicios gubernamentales en línea, el capital humano y la infraestructura de telecomunicaciones, en América Latina y el Caribe se registró un avance entre 2014 y 2016, ya que el resultado promedio de la región incrementó 4%  en dicho periodo.

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-15-47-49

De acuerdo con un cálculo basado en información de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la región de América Latina y el Caribe cuenta con una penetración de suscripciones BAM equivalente al 53% de la población total, sugiriendo un reto enorme de infraestructura.

En particular, de acuerdo con la OCDE, México contaba a finales de 2015 con 51% de penetración de suscripciones BAM, lo cual equivale a aproximadamente 63 millones de beneficiarios potenciales de los servicios de gobierno electrónico móvil. Considerando esto, evaluar las aplicaciones móviles emitidas por las instancias gubernamentales, pasando por los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal), es una herramienta útil para entender el estado del m-Gobierno, detalla The-SIU.

Al respecto, en 2015, un análisis de 174 aplicaciones asociadas a instancias públicas en México, muestra que una aplicación emitida por el Gobierno Federal se descargó 17 mil veces en promedio, lo cual se traduce en una mejora de tan sólo 0.9% respecto a los datos obtenidos el año anterior (en el mismo período, la base de teléfonos inteligentes del país creció 46%). Este resultado, que respecto al número de Smartphones es de por si pequeño, supera considerablemente el promedio de descarga de las aplicaciones a nivel estatal y municipal.

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-16-03-50

 

 

Siguientes artículos

metlife-stadium-nj
Amazon busca transmitir por internet partidos de la NFL, NBA y MLS
Por

También se ha contactado con cadenas de TV tradicionales para acceder a derechos que no utilizan, sostiene The Wall Stre...