A principios de octubre, Banco Sabadell anunció que saldría de Cataluña ante la incertidumbre política que rodeaba la intención de la región de separarse de España.

“Teníamos un plan de contingencia que contemplaba la posibilidad de tener que mudar la sede”, señala Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell.

El banco había perdido más de 14% de su valor en bolsa ante el referéndum y la declaratoria de independencia, que se había dado en una condición de ilegalidad, por lo cual decidieron mudar la sede principal a la ciudad de Alicante.

Guardiola es pieza clave en la estrategia, cuando se le cuestiona sobre qué planes de contingencia tiene el banco para México, responde que no hay escenarios fatídicos.

PUBLICIDAD

“Nosotros no somos muy pesimistas. En Cataluña teníamos un plan de contingencia porque había una ruptura del marco legal, teníamos preparado el andamiaje jurídico. Sabemos que México tiene un año movido, entre otros factores por la renovación del TLCAN, que tengo la sensación de que va a pasar del ciclo electoral, pero son economías muy integradas, los efectos por una suspensión del tratado no serían mayores, es decir, no creo que los negocios necesiten un plan de contingencia”.

El ejecutivo explicó que las inversiones, como en el caso de Sabadell, se realizan de largo plazo, lo que significa que ven más allá de la coyuntura.

“Cuando miras las cosas de forma relativa te das cuenta que no todos los sectores llevan el mismo impacto, del mismo modo, no nos preocupan los ciclos electorales porque entonces tendríamos que planear inversiones con un universo a cinco años”.

Para Guardiola, medidas como la reforma fiscal estadounidense, que busca la relocalización de inversión vía ventajas fiscales tienen un impacto moderado en el grueso de la economía.

“Puede tener efectos en recaudación, pero no representa un cambio de la producción regional”, señala.

 

Banca a la española

En enero, Sabadell lanzará su propuesta de banca digital con vehículos de ahorro con intereses. El proyecto requirió de una inversión de más de 450 millones de pesos en desarrollo tecnológico.

“Buscamos a esas personas que están familiarizadas con las transacciones digitales, aquellos que quieren resolver todas sus necesidades bancarias a través del teléfono”, afirma Jaime Guardiola.

Pero, un banco que no requiere sucursales implica también el reto de resolver las inquietudes de aquellos clientes acostumbrados al trato humano.

“En la carátula principal de la aplicación tendrás a una persona física a la que puedes ver porque nos parece que debe haber la percepción de que hay alguien detrás”, señala.

Sabadell obtuvo su licencia para operar banca múltiple en México en 2015. Acumula una cartera de crédito empresarial colocado de 10,000 millones de pesos y 6,000 millones en captación, la meta para el cierre de 2017 son 11,500 millones de pesos. En materia de banca corporativa, la cartera asciende a 50,000 millones de pesos, equivalentes a una participación de 2% del mercado.

 

Siguientes artículos

GM podría ser la primera empresa con un taxi autónomo en 2019
Por

"Existe un potencial muy real de que este negocio sea más grande que nuestro negocio actual, con mejores márgenes y mayo...