Alan Schaaf transformó un sencillo cargador de archivos en un imperio de contenido viral. Ahora debe hacer de Imgur un negocio.

 

Por Steven Bertoni

PUBLICIDAD

Lo primero que notas en la nueva oficina de Imgur en San Francisco son las jirafas. “Ésa es nuestra mascota, Imgu­raffe”, dice Alan Schaaf, de 27 años, fundador y CEO de Imgur. “Comenzó como una broma del April Fool’s (el equivalente del Día de los Santos Inocentes de Estados Unidos) cuando le pusimos al site un tema de jirafa por un día y durante seis meses recibimos correos electrónicos rogándonos traerlo de vuelta”.

Para Imgur —que hospeda la mayor parte de los memes y chistes de Internet— la jirafa es la mas­cota perfecta: extraña, incómoda y enorme. Cada mes, Imgur (se pronuncia “imayer”) atrae a más de 150 millones de visitantes únicos, más de 5.5 millones de páginas vistas y 45 millones de nuevas imágenes.

Desde 2009, cuando Schaaf creó el sitio en su dormitorio de la Universi­dad de Ohio, Imgur se ha convertido en la plataforma estándar desde la cual se sube el contenido antes de pasar a Facebook, Twitter, Reddit y la blogósfera. Pero Imgur se está desplazando cada vez más de ser un host de imágenes a un destino en sí mismo. Aproximadamente 30% de su público (en gran parte joven y geek) ahora ve contenido directa­mente en su página y apps.

Esa tendencia ayudó a Schaaf a levantar 40 millones de dólares (mdd) de los inversionistas de capi­tal de riesgo Andreessen Horowitz en abril de 2014, después de finan­ciar el sitio con recursos propios durante sus primeros cinco años.

“Es una comunidad increí­ble”, dice Lars Dalgaard, socio de Andreessen. “Los usuarios crean re­laciones significativas con personas que podrían no ver jamás y encuen­tran personas con las que tienen más en común que nadie en el trabajo o la escuela”.

Imgur ahora tiene que empezar a ganar dinero de verdad a partir del tráfico que genera una red social diferente de Facebook, Instagram y Snapchat. El contenido de Imgur no está moldeado a partir de amigos o follows. Todo el mundo ve las mis­mas imágenes en la página principal, clasificadas por el voto popular. Los posts más famosos pueden conse­guir miles de comentarios, así como decenas de miles de votos.

“Imgur es una experiencia com­partida”, dice Schaaf. “No veo los posts porque siga a una determinada persona, sino porque fueron votados a través de una democracia”.

Navegar por el sitio se siente como hacer zapping en una televi­sión de acceso público: un gif de un oso que juega en el pasto; un tutorial sobre cómo usar una pila y el envoltorio de un chicle para encender una fogata.

“Es imposible seguir Imgur por menos de cinco minutos”, dice Schaaf. “Es descubrimiento de ver­dad. Empiezas sin querer ver algo en particular, pero encuentras cosas que te han gustado siempre”.

Schaaf sabe que la horda de Im­gur lo ama porque es uno de ellos. Como un niño tímido e introvertido criado a las afueras de Tampa, Flo­rida, se mudó a Ohio a los 10 años y descubrió su comunidad en los foros de internet para juegos como World of Warcraft.

En la preparatoria ayudó a dirigir el equipo estudiantil de soporte de ti y el sitio web de la escuela. Como estudiante de la carrera de ciencias de la computación en la Univer­sidad de Ohio, se involucró en la radio universitaria, conduciendo un programa sobre tecnología en el que tocaba música electrónica: “Me gustaba sentarme en mi habitación y comunicarme”.

Fue por esos días que se involu­cró a fondo en otra plataforma, el panel de mensajes masivos Reddit. Le encantaba el sitio, pero odiaba el tedioso proceso de subir imáge­nes. “No era problema de Reddit, sino de internet”, dice Schaaf. “Pensé, ‘yo puedo hacerlo mejor’”.

Schaaf, en esos mo­mentos en su tercer año de universidad, desarrolló una herramienta de carga en dos meses. Era simple y limitada y podía convertir imágenes en enlaces web con sólo pulsar un botón.

Compartió su proyec­to con Reddit. Despegó y colapsó. Se mudó a un servicio de hosting más grande y éste también colapsó. Probó cuatro servidores antes de mudarse finalmente a Amazon Web Services.

“No tenía experiencia manejando tráfico, pero tuve que aprender. Si no lo hubiera arreglado entonces, Imgur no existiría”, dice Schaaf, quien atribuye la supervivencia de Imgur a la autosuficiencia que había apren­dido de su madre, Jean Hoyt. “Ella construyó su propia empresa [eva­luación de bienes raíces], y cuando algo se descomponía en casa, como ‘Necesitamos un nuevo inodoro’, ella lo instalaba”.

Los pequeños anuncios publici­tarios en Imgur cubrían los gastos del servidor y ocasionalmente pizza hasta que Schaaf se graduó. Enton­ces rechazó ofertas de empleo de Facebook y Google.

Se mudó a casa y dirigió Imgur desde su recámara. Para 2010 Schaaf ganaba lo suficiente para rentar un departamento y contratar a Matt Strader (un estudiante de maestría a quien conoció a través de un fondo de inversión de la Univer­sidad de Ohio) para enfocarse en el aspecto comercial.

En 2011, cuando Imgur llegó a 30 millones de usuarios únicos mensuales, Schaaf y Strader (ahora director de operaciones de Imgur) se mudaron a San Francisco y con­trataron a cuatro empleados.

Ese número ha aumentado a 45 desde que la empresa levantó 40 mdd la primave­ra pasada. Schaaf dice que alcanzará 90 empleados a finales de año, a medida que Imgur atraiga a un público más convencional a través de su nueva aplicación para iOS, lanzada en marzo.

Existen planes en mar­cha para dar el salto a las televisiones inteligentes conectadas a internet.

Lars Dalgaard dice: “Éste es contenido increíble que no está siendo visto ni siquiera por 1% de la gente que estaría eufórica y extática si supiera que existe”.

El grueso de los ingresos de Im­gur hoy proviene de un único anun­cio en cada página. Para impulsar su crecimiento, Imgur está construyen­do una agencia que creará y publica­rá imágenes de marca, los llamados anuncios nativos, diseñados para compartir de manera viral. Schaaf dice que estos anuncios encajan con el estilo y los gustos del sitio.

Sin embargo, Imgur debe tratar el tema con cuidado. Los clanes on line, especialmente aquellos envalentonados por su anonimato, pueden protestar violentamente por la publicidad. “La cosa más valiosa de Imgur es su comunidad”, dice Schaaf. “Sólo podremos crecer con nuestra comunidad”.

 

Siguientes artículos

Cómo exentar y deducir impuestos al vender un inmueble
Por

Hay una serie de beneficios para evitar o reducir el pago de impuestos, ya sea mediante exenciones o deducciones. Te dig...