Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, señaló que pese a que la inflación se ubicó por arriba de 4% en marzo, el indicador convergerá a su meta de 3% antes de terminar el año.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

El gobernador del banco central de México, Agustín Carstens, dijo en una comparecencia con senadores, que pese a un reciente repunte en la inflación la entidad mantiene su expectativa de que convergerá rumbo al objetivo del 3% hacia finales del año.

La inflación en México se aceleró más de lo esperado en marzo debido principalmente a incrementos en precios de productos agropecuarios.

“Pensamos que sobre todo los precios agropecuarios, su efecto se debe diluir y nosotros esperamos que para el inicio de la segunda mitad de este año o incluso antes estemos por debajo del 4%”, dijo Carstens en una comparecencia ante senadores.

“Esperamos que en ausencia de choques adicionales en precios agropecuarios terminemos el año en un nivel cercano al 3%”, añadió.

Durante la comparescencia, el funcionario explicó que la apreciación del peso no ha sido un efecto artificial, pues el 6% de avance en el tipo de cambio es resultado del buen marco macroeconómico que tiene México

Sin embargo, advirtió que la competitividad de las exportaciones mexicanas, que se dirigen en su mayoría a Estados Unidos, no puede descansar en el tipo de cambio.

“Un país no puede sostener su crecimiento y no puede sostener su vocación exportadora a través de un tipo de cambio artificialmente subvaluado”, añadió.

 

Siguientes artículos

Rendimientos de bonos mexicanos podrían descender
Por

La SHCP considera que es difícil definir si los rendimientos de la deuda mexicana tendrán una espiral a la baja.  ...