Un 86% de líderes de negocios entrevistados piensan que el Internet Industrial de las Cosas (IIoT) será un creador neto de empleos y de nuevos roles.

 

Poco entendido pero potencialmente muy significativo para varios sectores industriales, el Internet Industrial de las Cosas (IIoT) tendrá un impacto directo en la economía de los países. El IIoT es una red de dispositivos, máquinas y objetos conectados en crecimiento rápido, que permitirá la creación de productos, servicios y mercados completamente nuevos. Accenture Strategy estima que el IIoT podría impulsar el producto interno bruto (PIB) de 20 de las economías más grandes del mundo en 14 billones de dólares adicionales para el 2030.

El 30% de los directores de compañías en México están preocupados en cumplir con las expectativas del cliente, y el IIoT abre un campo nuevo para ofrecer resultados a la medida de éstos, al usar vastos volúmenes de datos de productos y otros objetos físicos. No es de extrañarse, entonces, que el 86% de los líderes de negocios que entrevistamos piense que el Internet Industrial de las Cosas será un creador neto de empleos.

PUBLICIDAD

No sólo serán nuevos empleos, sino también nuevos roles que implicarán un trabajo más colaborativo. Un ejemplo es la cooperación entre Accenture y Royal Philips, donde se utiliza una pantalla Google Glass™ con un soporte para la cabeza que investiga maneras de mejorar la efectividad y eficiencia al realizar procedimientos quirúrgicos. Teóricamente, el libre acceso a la información clínica crítica también podría aplicarse en los sectores industriales de servicios públicos o comunicaciones, ayudando a los ingenieros de campo a reparar equipo complejo en estaciones más difíciles que lo que son capaces hoy en día.

El IIoT también les dará autoridad a los trabajadores. Al compartir los datos acerca de cómo los clientes interactúan con los productos, los empleados pueden usar la impresión en 3D y otras tecnologías para experimentar en equipos virtuales, producir prototipos más rápidamente y afinar el diseño del producto. La innovación no sólo es más espontánea y sincronizada, se vuelve autónoma, liberando a los empleados de las estructuras tradicionales de investigación y desarrollo.

Sin embargo, los beneficios no están garantizados. En México, el 62% de los líderes de negocio asegura que entiende el alcance del IIoT, pero 61% aún no ha invertido en programas concretos. ¿Qué necesitan hacer los líderes para asegurar que la tecnología digital proporcione ventajas a los trabajadores?

Los líderes tendrán que tomar riesgos re-inventando las formas de colaborar y permitiendo mayores niveles de autonomía para que los trabajadores puedan usar los datos y dispositivos inteligentes conectados para colaborar más con sus contrapartes en otras compañías. Algunas compañías necesitarán adelantarse al cambio organizacional al que de otra manera estarían obligadas, conforme la tecnología digital invierte las tendencias recientes al centralizar la manufactura mientras descentraliza la entrega de servicios.

El IIoT depende de inversiones significativas para desarrollar habilidades no planeadas y generar nuevo talento. Los nuevos empleos sólo pueden crearse si los negocios, los gobiernos y la academia trabajan juntos para delinear el futuro de las organizaciones.

 

Luiz Ferezin es director general de Accenture México.

 

Contacto:

Twitter: @Accenture_MX

Facebok: Accenture en México

Página web: accenture

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.