La tecnología ha cambiado cada aspecto de nuestras vidas, especialmente en el marketing, donde han surgido nuevas demandas, mayor número de medios, actores y una visión completamente diferente de cómo dirigirse al público objetivo.

El mundo se ha transformado en 10 años. En 2008, las pantallas táctiles aún no estaban completamente integradas al mercado, los smartphones apenas comenzaban a desarrollarse, Facebook, Twitter y YouTube eran desconocidos para la mayoría, pues las redes sociales estaban muy limitadas en cuanto a sus usos. ¿Quién se hubiera imaginado el grado de integración que los medios digitales tienen hoy en nuestra vida profesional?

Pensemos en carreras donde los profesionistas deben continuar sus estudios, para ser competitivos. Lo primero que se me viene a la mente, y creo que a muchos, es Medicina. Los médicos no pueden darse el lujo de quedarse sólo con lo aprendido durante su formación universitaria, necesitan actualizarse permanentemente. Pues les tengo una noticia: en la nueva era del digital, los marketers tienen la misma responsabilidad.

La tecnología crece a pasos agigantados, el entorno en que las empresas se relacionan con sus consumidores ha cambiado de forma radical, la publicidad digital es ahora más importante que nunca. Hoy existe una infinidad de medios y formas en las que los nuevos marketers pueden dirigirse a sus clientes potenciales.

PUBLICIDAD

Todas las industrias han evolucionado para adaptarse a las nuevas maneras en las que las personas buscan información para obtener bienes y servicios. El data analysis es trascendental y las herramientas del mercado, permiten y obligan a los marketers a innovar y dirigirse hacia un inbound marketing o marketing de atracción. Pasamos de la política de “perseguir al cliente”, a hacer esfuerzos por atraerlo a la marca, a través de contenido personalizado, captando su atención de manera más atractiva y no intrusiva.

Sin embargo, la visión latinoamericana de la mercadotecnia aún está enfocada en considerar a la publicidad como un gasto y no como el recurso para generar crecimiento e inversión en la empresa. Nuestros países van retrasados en temas digitales, con graves problemas estructurales relacionados con la educación y profesionalización del conocimiento.

En la era digital es tan continuo el avance tecnológico, que la educación en América Latina se ha quedado rezagada, en comparación con los modelos europeos o norteamericanos de marketing programático. Las universidades requieren renovar sus planes de estudio para incluir tendencias; mas los cambios son tan rápidos que sobrepasan la capacidad de adaptación institucional. La mayoría de los marketers mexicanos debe aprender en la práctica, lo que disminuye su competitividad.

En México, hay grandes oportunidades para invertir en educación continua y profesionalización del conocimiento en marketing digital; pero el reto no solamente es para las universidades, que deben vincularse a instituciones nacionales e internacionales de capacitación en mercadotecnia y publicidad programática, sino también para los nuevos marketers, que requieren estar en constante actualización. Al final, recaerá en ellos el poder detonar a nuestra región en la nueva era digital.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Rodakworld

Facebook: MediaMath

Página web: Mediamath

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

impunidad-ayotzinapa
La ontología, Hofstede y la impunidad en México
Por

En realidad, para que las leyes funcionen se requiere que haya una masa crítica en la ciudadanía que acepte las mismas y...