Por Luis Meza*

En el pasado, las organizaciones respondían a las oportunidades de transformación principalmente a través de iniciativas con un alcance tecnológico. Sin embargo, con el tiempo se han dado cuenta que tratar la implantación de sistemas de forma independiente, no es óptimo.

Durante nueve años, el informe anual Deloitte Tech Trends, ha analizado las tendencias tecnológicas que generan disrupción en los negocios en los siguientes 18 a 24 meses. Este año, el reporte presenta el concepto de la empresa sinfónica, una idea que describe la estrategia, la tecnología y las operaciones trabajando juntas, en armonía. Las seis tendencias incluidas en el informe, reflejan las macro fuerzas que impulsan el crecimiento, tales como las tecnologías de nube, digital y analytics, además de las innovaciones que se desarrollan sobre estas bases, como blockchain y cómputo cognitivo.

  • La reingeniería de la tecnología: La unión inseparable de las estrategias de negocio con la tecnología, está llevando a que las principales organizaciones reconsideren a fondo cómo visualizan, entregan y hacen evolucionar sus soluciones tecnológicas. Las empresas se encuentran en proceso de transformar la función de TI en motores que impulsarán el crecimiento. Para definir el nuevo rumbo, éstas deberán brindar enfoques que ofrezcan más que eficiencia; tendrán que ser capaces de proporcionar herramientas, velocidad y empoderamiento que definan el futuro de la empresa.
  • La nueva fuerza laboral: Conforme la automatización, las tecnologías cognitivas y la Inteligencia Artificial ganan terreno, es probable que las organizaciones deban reinventar los roles de sus colaboradores mediante la división del trabajo entre humanos, máquinas, y entre un modelo híbrido donde la tecnología incremente el desempeño humano.
  • Soberanía de datos empresariales: Los datos continúan siendo un activo clave, lo que demanda que la información sea accesible, entendible y procesable en todas las unidades de negocio y geografías. Adquirir nuevos enfoques en arquitectura y gobierno de datos que aprovechen mejor las capacidades del aprendizaje automático (machine learning), el procesamiento de lenguajes y la automatización para entender relaciones, dirigir el almacenamiento y gestionar derechos, será un gran diferenciador en el entorno de la hipercompetencia.
  • Realidad digital: La realidad aumentada y la realidad virtual (en conjunto conocidas como realidad digital) han alcanzado un punto de inflexión. Los líderes del mercado que ya han adoptado estás tecnologías, están cambiando su enfoque de pruebas de concepto y ofertas de nicho, a estrategias ancladas en casos de uso innovadores y prototipos diseñados ágilmente para probar ideas de manera más rápida y llegar a resultados de forma inmediata.
  • Blockchain: Las tecnologías de blockchain se perfilan para una amplia aceptación y ya cuentan con pruebas de conceptos a punto de implementación en producción. Fijar nuevos estándares de tecnología, talento y plataformas que gobiernen estas iniciativas, garantizará coordinar, integrar e instrumentar varios blockchains que trabajen en conjunto.
  • Lo imprescindible de las APIs: La reutilización de activos proporcionada por las interfaces de programación de aplicaciones (APIs), ofrece una gama de componentes que facilitan el uso de datos, de transacciones y de productos ya existentes de manera creativa. Conforme esta tendencia tome importancia, se espera que surjan nuevos caminos para contratar, establecer precios, dar servicio, e incluso comercializar una tecnología que se ha convertido en el pilar crítico de varias estrategias digitales.

El ritmo del cambio en las industrias a nivel mundial es cada vez más acelerado, y en el momento en que las organizaciones reconozcan las conexiones que existen entre las tecnologías emergentes y logren armonizarlas, crearán una organización diferenciada, una empresa sinfónica.

PUBLICIDAD

*Socio Líder de Tecnología en Consultoría, Deloitte México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Episodios del cliente: clave para los bancos
Por

En esta era digital, los bancos no deben organizarse en torno a sus productos, sino alrededor de las experiencias que ti...