Hace 30 años la idea de que SEGA estaría publicando software exclusivo para las plataformas de Nintendo era absurda. Hoy es una absoluta realidad, y una de las mejores decisiones estratégicas que han tomado ambas compañías. Uno de los juegos que permitieron que esto sucediera es de lo más inesperado: una serie de acción hecha para un público adulto, acerca de una bruja vestida en ropa entallada que combate seres espirituales de forma ultra violenta, mientras hace ocurrentes comentarios de connotación sexual: Bayonetta.

Aunque todo esto parece la fórmula opuesta de lo que ha hecho a Nintendo una compañía reconocida como de diversión familiar, la idea de traer esta serie creada por el estudio japonés PlatinumGames ha creado el balance que necesitaba la plataforma. Recientemente acaban de llegar Bayonetta y Bayonetta 2 al Nintendo Switch, nueve y cuatro años respectivamente desde sus lanzamientos originales; a pesar de que son juegos con bastante tiempo en el mercado, ambos demuestran que vale la pena darles una oportunidad.

De entrada, hay que decir que la serie Bayonetta no es para todo tipo de público. Evidentemente, va dirigido hacia adultos con gusto por la acción exagerada y la estética de los videojuegos japoneses. Cuando hacemos esto a un lado, ambos son excelentes títulos de acción, con refinadas mecánicas y una acentuada capacidad de reinvención constante. No por poco son hasta el día de hoy dos de los más laureados por la crítica global.

Ambos son secuelas sucesivas, por lo que comparten elementos fundamentales de diseño y mecánicas. Se trata de juegos de aventura tipo hack and slash, cuyo objetivo es progresar a través de distintos niveles llenos de enemigos. La protagonista, de nombre Bayonetta, es una bruja con poderosas habilidades mágicas y de combate, que intenta recuperar su memoria mientras se ve envuelta en un conflicto de proporciones apocalípticas entre el clan de brujas al que pertenece y un clan de magos, que está causando estragos entre los distintos planos de existencia. Por esto Bayonetta constantemente debe enfrentar a monstruosos ángeles y demás criaturas sobrenaturales.

PUBLICIDAD

 

 

El ritmo de ambos juegos es muy similar: vemos unos minutos de breves secuencias narrativas, que desembocan en un nivel donde tendremos que explorar, resolver algunos acertijos y vencer enemigos. La historia se lleva a cabo en un mundo similar al moderno, mostrando irrupciones entre el mundo espiritual y el físico, siempre con consecuencias de alta destrucción. Al final del día, la historia puede ignorarse completamente, ya que es una típica trama de acción desmedida con clichés y diálogos que parecen salidos de un blockbuster lleno de explosiones. Además, sinceramente hay momentos en los que no es muy claro lo que sucede, y sólo entiendes que debes eliminar a tus enemigos.

Es precisamente el combate lo que lo hace brillar. Al ser un hack and slash, enfrentaremos múltiples enemigos al mismo tiempo, por lo que hay que ejecutar una gran variedad de combinaciones de botones para liberar ataques y movimientos especiales, los cuales van aumentando grandemente conforme avanzamos: golpes, patadas, espadas, armas de fuego y magia. A pesar de que hay un gran nivel de complejidad que alcanzan los combos, se vuelve relativamente sencillo el ejecutar una de las tantas opciones de ataque, ya que todo el tiempo hay tutoriales, y ambos juegos tienen un modo semi-automático en la dificultad baja, que permite el empezar y continuar cadenas de combos usando secuencias sencillas, o incluso los controles táctiles de la pantalla del Switch.

 

Los momentos de combate son lo más variado de luego, tomando lugar en muchos lugares distintos e inesperados del mundo físico y espiritual. Los enemigos pueden ser desde ángeles y magos de tamaño humano hasta monstruos interdimensionales que no caben en la pantalla. A veces suceden tantas cosas en pantalla que es difícil entender todo lo que sucede, pero eso no importa, ya que obliga al jugador a enfocarse en sus movimientos y a pasar de un enemigo a otro hasta acabar con todo lo que hay en pantalla. A veces las secuencias de batalla son incesantes, pero nunca aburridas, y si a eso agregamos que constantemente se desbloquean nuevas habilidades y armas, que pueden ser compradas, la variación se mantiene constante, cada vez con más reto.

En cuanto a diversión y su propósito como videojuego, tanto Bayonetta como Bayonetta 2 han envejecido muy bien, y se mantienen como dos de las opciones más emocionantes y mejor logradas de la última década. Sin embargo, en cuanto gráficos, estos juegos nunca destacaron, incluso en su tiempo. Cuando salió el primer Bayonetta para Xbox 360 y PlayStation 3, lucía bastante bien, pero tampoco era lo más refinado de su tiempo, y cuando llegó al Wii U no había mejoras significativas. Esta versión de Nintendo Switch, definitivamente es la mejor en términos visuales de las opciones para consolas. Por el otro lado, Bayonetta 2 salió en exclusiva para el Wii U, y esta versión de Switch también es superior cuando la ponemos en contexto. Una de las diferencias más evidentes de jugar las versiones de Switch es que incluye la opción de cambiar el traje de la protagonista al de personajes famosos de Nintendo, como Link de The Legend of Zelda, Samus de Metroid, o Peach y Daisy de Super Mario.

 

Sin embargo, la diferencia más importante es que al ser reediciones de juegos que tienen tiempo en el mercado, en realidad se pueden adquirir los dos al precio de un solo juego completo: la copia física de Bayonetta 2 incluye un código de descarga del primero, y si se compran por separado en la tienda digital, automáticamente se hará un descuento si se quiere comprar el otro, dando un precio total equivalente a un solo juego.

En caso de haber jugado los originales en su momento, no hay razón para volver a jugar Bayonetta o Bayonetta 2 más allá de la portabilidad del Nintendo Switch. Sin embargo, en caso de no haberlos acabado en su tiempo, como es el mío, fue una grata sorpresa que el núcleo del juego se ha mantenido interesante y entretenido, con un sistema de control refinado que sería bueno tener en otros títulos del género contemporáneos.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Estar en Buró de Crédito resulta excelente
Por

¿Cómo lograr que las empresas otorgantes de crédito se fijen en mí para autorizarme una línea de crédito? Toda buena dec...