Share4Rare es una red social poco común: utiliza un algoritmo similar al que hace funcionar plataformas de dating (como Tinder), sin embargo, su propósito va más allá de conectar a dos personas para una cita.

Se trata de una red social desarrollada para que las familias de niños con enfermedades raras puedan compartir los síntomas de los pacientes para encontrar (a través de Inteligencia Artificial) a otras familias con pacientes que pudieran tener el mismo padecimiento.

“Si lo piensas es como una app de dating, pero permite que las personas puedan buscar tratamientos juntos”, dice Jordi Albo, Chief Scientific Officer de la consultora en tecnología para empresas Lighthouse Disruptive Innovation Group, en una conversación en el marco de la cumbre AI latin American Summit, realizada en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

TAMBIÉN LEE: Inteligencia Artificial, ¿la vía para transformar la economía mexicana?

La plataforma Share4Rare fue desarrollada en el hospital pediátrico Juan de Dios, en Barcelona, donde también se han creado otras aplicaciones a través de Inteligencia Artificial, como un robot desarrollado por la firma Artificial Pillow que ayuda a las personas a administrar cuidados paliativos para niños en etapa terminal que deciden ir a casa una vez que no quedan tratamientos por administrar.

Jordi Albo explica que, en el terreno médico, las oportunidades para el desarrollo de Inteligencia Artificial son muy amplias, pues los algoritmos hoy facilitan la creación de soluciones en materia de telemedicina, cuidado continuo, soporte emocional, calidad de vida del paciente y de la familia.

Para Enrique Díaz Cantón, médico investigador de la Universidad de Buenos Aires, la Inteligencia Artificial no sólo es una alternativa, sino una asignatura obligada en el sector salud.

“80% de los datos médicos no tienen un registro y eso hace que cada 24 meses se duplique la información médica que se genera en el mundo y sólo 45% de los datos médicos están basados en evidencia. A estos datos se suma un indicador alarmante: para poder estar actualizados sin ayuda de plataformas de IA, los médicos necesitan 160 horas de lectura a la semana, es algo imposible”, advierte.

Experimentos multidisciplinarios

Los esfuerzos en materia de inteligencia artificial no se quedan fuera de los quirófanos y consultorios. En México, el doctor Iván Segura Durán trabaja en la construcción de un algoritmo de procesamiento de imágenes para diagnosticar accidentes cerebro-vasculares de manera oportuna.

En el país, menos de 1% de los accidentes cerebro-vasculares reciben tratamiento adecuado a tiempo, pues el paciente sólo cuanta con 4.5 horas para recibir atención.

Para Nestor Camilo, director de Arquitectura Empresarial para el sector público de Oracle Latinoamérica, el sector salud se encuentra en la antesala de grandes cambios.

“En un hackatón organizado por Oracle en Colombia, un grupo de chicos desarrollaron un algoritmo para un videojuego que premiaba a un grupo de niños con cáncer por tomar sus medicinas a tiempo, los niños podían jugar y sólo cambiaban de nivel si cumplían con sus prescripciones, es cuestión de tiempo para que las aplicaciones de Inteligencia Artificiales se vuelvan cruciales para salvar vidas”.

5 mujeres que ‘reparan’ al mundo con empresas de tecnología

 

Siguientes artículos

Beautiful patterns, el programa del MIT que acerca niñas mexicanas a la tecnología
Por

Un mexicano en el MIT creó un programa para ayudar a las niñas a iniciarse en tecnología y ampliar la representación de...