Por Eduardo Barnetche*

Si bien será una carrera hacia la línea de llegada para los fabricantes, las conversaciones también serán acerca de si los consumidores realmente necesitan un dispositivo 5G y si son ellos, o las empresas que se beneficiarán más de esta tecnología. Las conexiones 5G son mucho más que una evolución generacional, representa una transformación fundamental del papel que juega la tecnología móvil en la sociedad. Imagine una “red de redes” que comprenda una nueva conexión móvil ágil adaptada a las necesidades de los consumidores, las empresas y la economía.

Es un requisito clave para permitir el desarrollo continuo de las ciudades inteligentes y el Internet de las Cosas que conectan todo, beneficiando tanto a los consumidores como a las empresas. Tome los autos autónomos como un ejemplo de donde las tecnologías como IA se pueden optimizar con 5G. El automóvil utiliza sensores para recopilar datos sobre las condiciones climáticas, los obstáculos que se encuentran cerca y alrededor del automóvil, los accidentes y las condiciones de la carretera. También debe detectar puntos ciegos y evitar colisiones con otros vehículos y personas. Estos datos deben recopilarse, analizarse y utilizarse en nanosegundos para promover que se tomen las mejores decisiones. 5G, el aprovechamiento de IA es la red que puede hacer que los autos autónomos se conviertan en realidad.

Empresas en diferentes industrias ya están planeando apresurarse a adoptar la conexión 5G con la intención de llegar al mercado antes que la competencia y obtener los beneficios que han escuchado en la industria durante los últimos años. Para “ganar la carrera 5G”, los proveedores de servicios de comunicaciones deberían dar un paso atrás y embarcarse en un proceso cuidadoso y reflexivo para determinar su mejor camino hacia el futuro 5G y su papel en su ecosistema en expansión. Deben tener en cuenta los activos técnicos existentes, el estado actual de su red central, las capacidades de ejecución, despliegue, operaciones y la cultura interna y la base de clientes.

PUBLICIDAD

Para entender porque esto es importante, hay que considerar las perspectivas de un proveedor de conectividad ubicuo, una compañía de medios y una empresa típica: Cada uno de ellos tiene una estrategia y enfoque 5G diferentes para la creación de casos de uso, modelos de negocio, necesidades de espectro, desarrollo de dispositivos y despliegue impulsado por análisis. En la mayoría de los casos, las empresas deberán reubicar sus inversiones en TI hacia el borde de la red, más cerca de donde los usuarios consumen los servicios.

La mejor manera para que los proveedores de servicios de comunicación generen estos nuevos modelos de negocio es entender primero qué activos y capacidades de red tienen y luego determinar en qué quieren que su compañía se convierta en el futuro 5G. De esta manera, estarán mejor preparados para comenzar a crear nuevos casos de uso y, como resultado, avanzar hacia la generación de un nuevo crecimiento.

Los nuevos casos de uso que comienzan a surgir de las posibilidades 5G en diferentes industrias (agricultura, manufactura, transporte, salud y más) crearon un gran revuelo en cada sala del Mobile World Congress a medida que todo el ecosistema digital comienza a abarcar las posibilidades de este nuevo, futuro completamente conectado. El potencial de 5G en futuros servicios y aplicaciones solo está limitado por la imaginación. Este no es un cambio evolutivo, sino un cambio revolucionario que impactará al mundo y a todos en él.

*Director de la industria de Comunicaciones, Medios y Tecnología en Accenture México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

De rancherías y servicios de telecomunicaciones
Por

El Gobierno federal recauda aproximadamente 30 mil millones de pesos anuales por derechos de uso de espectro y por cobro...