La posible desaparición del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis) y el hecho de que las pensiones de Andrés Manuel López Obrador sólo podrían ayudar a una de cada siete personas con discapacidad son elementos que no van a permitir la eliminación de barreras que pone la sociedad, de acuerdo con activistas.

“Hay que pensar en que si eres una persona con discapacidad motriz, una usuaria en silla de ruedas, vives en la Ciudad de México sin estar en situación de pobreza y te dan tu pensión, con ello no puedes hacer que el transporte público sea accesible”, ejemplificó Katia D’Artigues, periodista y activista, en entrevista.

El Conadis es una instancia pública que promueve la inclusión de personas con discapacidad (PCD) al interior del propio gobierno y cuyo presupuesto es de 55 millones de pesos para este año y de la cual se analiza su desaparición o reducirlo a un instituto dentro de una subsecretaría de Bienestar.

“Es preocupante porque es una institución que nace de una ley vigente y cómo va a desaparecer así como así. De igual manera, nos queda claro que no se pueden hacer políticas públicas sobre mujeres sin consultarlas, lo mismo pasa con las personas con discapacidad, quienes tienen las mejores ideas para incluirse y saben lo que necesitan”, comentó D’Artigues.

El plan del actual gobierno es entregar una pensión a PCD de manera directa, sin organizaciones o personas intermediarias, lo cual ya arrancó el pasado enero de 2019.

“Existe un nuevo paradigma que está en una  Convención de Derechos Humanos que México propuso al mundo gracias a Gilberto Rincón Gallardo, que fue nuestro único candidato a la presidencia que tiene una discapacidad. Y esta convención obliga al Estado mexicano a tener uno o varios organismos que impulsen esta visión de ver a las personas con discapacidad como personas que se enfrentan a barreras, las cuales hay que quitar”, explicó la periodista y defensora de los derechos de las PcD.

Entre las consecuencias de desaparecer el Conadis se encuentra excluir todavía más a las personas con discapacidad, además de incrementar la discriminación y la invisibilidad.

“Podrán sobrevivir con una pensión, pero no salir a la calle, divertirse, estudiar y prepararse para trabajar y poder aportar todo lo que pueden al país”, dijo.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) consideró que lejos de terminar con dicho Consejo, debería de fortalecerse para asegurar la transversalidad de las acciones gubernamentales en la atención de las personas con alguna discapacidad.

“La desaparición del Conadis daría lugar a que el Estado mexicano incumpliera con la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad”, indicó el organismo en un comunicado emitido el pasado 10 de marzo.

La organizaciones que defienden los derechos de las PCD podrían reunirse este viernes con Ariadna Montiel, subsecretaria de Bienestar.

 

Siguientes artículos

Servicio de inteligencia venezolano libera al periodista Luís Carlos Díaz
Por

La Fiscalía imputa al también conocido defensor de derechos humanos un delito de incitación a delinquir, después de casi...