Por José Claudio Treviño y Shelley M. Hayes*

En México 67% de las empresas cuentan con un sistema de denuncia confidencial, un elemento clave para promover la cultura de la denuncia, pues le brinda seguridad al denunciante de que no sufrirá represalias.

Fomentar la cultura de denuncia dentro de las organizaciones es una gran herramienta para la prevención de malas prácticas de negocios, como fraude, corrupción, robos o temas relacionados con Recursos Humanos (RR.HH.).

¿Qué es una Línea de Denuncia?

La Línea de Denuncia es un mecanismo de detección para reportar conductas inapropiadas y cualquier irregularidad en el interior de una compañía o en su interacción externa con clientes o proveedores. Las ventajas de tener una Línea de Denuncia independiente, operada por tercero son:

  • Abre las líneas de comunicación, principalmente con colaboradores y proveedores, para dar a conocer cualquier irregularidad, anomalía o violación a las políticas internas de la empresa de forma segura y anónima
  • Fortalece la infraestructura ética de la organización, al complementar el Código de Ética con un mecanismo real y práctico para proteger sus principios y valores
  • Fortalece el gobierno corporativo, enviando una señal a los colaboradores, accionistas, socios estratégicos e, incluso, al público en general sobre el compromiso de la Alta Dirección con el resguardo adecuado de los intereses de la compañía
  • Sirve como mecanismo para captar problemas o situaciones relacionados con RR.HH., que los denunciantes deciden comunicar de manera anónima. Los temas relacionados con RR.HH. y abuso de autoridad son los incidentes más reportados
  • Crea un ambiente de responsabilidad corporativa que genere a su vez un entorno de confianza empresarial y una buena reputación

A nivel global, las compañías dependen en su mayoría de denuncias (tips) para poder identificar actos fraudulentos, cómo se muestra en la siguiente gráfica:

¿Cómo se detectan los fraudes?

Fuente: Global profiles of the fraudster. Technology enables and weak controls fuel the fraud, KPMG International, 2016.

Es de destacar que los fraudes detectados por casualidad tienen el mismo porcentaje de incidencia (14%) que los detectados por el área de Auditoría Interna, la cual suele ser responsable de identificar estas prácticas. Ante ello, es importante mejorar la detección oportuna de estos eventos con herramientas probadas como una Línea de Denuncia.

Así también, es necesario fomentar un clima de confianza donde los colaboradores no teman perder su trabajo o sufrir otro tipo de consecuencia. Asimismo, una vez que el colaborador decida hacer una denuncia, la empresa debe comprometerse a tomar la acción apropiada y oportuna para investigar los hechos denunciados.

De acuerdo con análisis realizados por KPMG en México, 65% de los denunciantes prefieren hacerlo vía telefónica y 73% prefieren no mencionar su identidad; sin embargo, una Línea de Denuncia no es solo un canal para reportar quejas; es necesario contar con una estructura integral donde se puedan investigar los hechos y delinear recomendaciones.

Actualmente, numerosas organizaciones en México y en el mundo están implementando servicios externos de denuncia anónima como una herramienta para responder a los riesgos de conductas inapropiadas y como medida para cumplir requerimientos regulatorios. No obstante, es común que una norma no se cumpla si no está bajo estricta revisión. Para que exista una verdadera transformación de la cultura organizacional y se apliquen las reglas, el compromiso con la integridad debe ser público y ponerse en marcha.

Gracias a la entrada en vigor de la Ley General de Responsabilidades Administrativas (LGRA) en 2017, México se está posicionando como uno de los países que busca implementar la denuncia como mecanismo para frenar actos de corrupción y otras conductas no éticas, como parte del sistema de integridad empresarial.

De acuerdo con el artículo 25 de esta ley, es esencial que un programa de integridad incluya un sistema de denuncias, por lo tanto, la Línea de Denuncia ya no es una herramienta adicional, sino una necesidad en las organizaciones del sector público y privado. El reto consiste en implementar su uso para colaboradores, clientes y proveedores, para así transformar a la organización y convertirla en un ejemplo de cambio que permee en todos los sectores del país. (Nota: las ideas y opiniones expresadas en este escrito son de los autores y no necesariamente representan las ideas y opiniones de KPMG en México).

*Socios de Forensic Advisory de KPMG en México

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: delineandoestrategias.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

ethereum-criptomonedas
Fintech ganan terreno en organismos globales
Por

Aquí te explico cómo los organismos internacionales están delineando un camino para incorporar diferentes jugadores tecn...