Se ha dicho que la creatividad es igual o más importante que otras destrezas de un emprendedor; la buena noticia es que se puede desarrollar.

 

 

Por Ricardo Rodarte

PUBLICIDAD

 

Actualmente muchas personas buscan aventurarse a crear su empresa. Ser su propio jefe y tener la posibilidad de emplear a otras personas es un proyecto cada vez más frecuente tanto para recién egresados como para profesionistas que ya han trabajado dentro de una organización.

Al respecto, una reciente encuesta realizada por OCCEducación indicó que seis de cada 10 profesionistas están interesados en tener un negocio propio, aunque actualmente sean empleados de una empresa.

Y aunque es poco probable encontrar en un salón de clases la fórmula mágica para comenzar un negocio exitoso, sí hay tres cualidades básicas de los emprendedores que puedes perfeccionar:

 

  1. Confianza
  2. Empatía
  3. Creatividad

 

Confía en ti mismo

El primer paso de un emprendedor es tener la convicción de que logrará generar un impacto positivo en el mundo. Además, no debe temer a los errores; equivocarse es parte del crecimiento de una empresa, ya que de ahí surgen enseñanzas y conocimientos. Por supuesto que esto no lo aprenderás como tal en el aula, pero puedes trabajar en la toma de decisiones, actividad básica en que la confianza es primordial.

 

Ponte en los zapatos del otro

Al momento de desarrollar un producto o servicio debes pensar a qué sector de la población lo ofrecerás. Sin embargo debes tener cuidado con estereotipar a tus clientes y creer que todos entrarán en un molde. Es necesario tener la capacidad de visualizar una experiencia a través de los ojos de otra persona y de descubrir porqué actúa de uno u otro modo. Así entenderás mejor la relación de tu propuesta con el mundo real, con gente de distintos gustos y criterios, y pensarás si en verdad estás resolviendo alguna necesidad de su vida.

 

Sé creativo

Es normal que al iniciar un negocio te enfrentes con algunas dificultades, y para salir a flote de éstas, tu capacidad de improvisación y solución de problemas será vital. Deberás generar muchas ideas, y no sólo tratar de buscar soluciones inmediatas, sino ver más allá en temas que beneficien constantemente a tu empresa. Se ha dicho que la creatividad es igual o más importante que otras destrezas de los emprendedores; la buena noticia es que se puede desarrollar. Requiere de esfuerzo y paciencia, pero te servirá para abrir nuevos caminos y obtener resultados.

 

Estas tres cualidades básicas, más otros factores como conocimiento para hacer un plan de negocio, experiencia para vender un producto o servicio, comprensión sobre cómo manejar las finanzas, y, finalmente, liderazgo para saber cómo manejar un equipo de trabajo, te abrirán el camino hacia el éxito.

Y ahora que sabes las características básicas, ¿crees que tienes espíritu emprendedor?

 

Ricardo Rodarte es director de Operaciones de OCCMundial, bolsa de trabajo en línea en México. Bajo su liderazgo en todos los departamentos de la empresa ha logrado un importante incremento tanto en ventas como en el posicionamiento de la misma. Ricardo Rodarte es egresado de Texas A&M University (TAMU), de la carrera en Administración de Empresas con especialidad en Finanzas; tiene una certificación en Contabilidad Administrativa y es miembro activo del Institute of Management Accountants (IMA) USA desde el 2001.

 

 

Contacto:

Redes sociales para candidatos:

Facebook: occmundial

Twitter: @OCCMundial

Google: +OCCMundial

Blog: occeducación

YouTube: OCCMundial.com

Redes sociales para reclutadores:

Facebook: OCCM.Empresas

Twitter: @OCCM_Empresas

Blog: occmundial.com

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Credit Suisse registra su mayor pérdida desde 2008
Por

El banco registró una pérdida en el segundo trimestre de 700 millones de francos, se esperaba una pérdida neta de 581 mi...