Para Juan Pablo Castañón –quien fungió como presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) desde 2015 hasta ayer que fue sustituido por Carlos Salazar Lomelín- uno de los periodos más difíciles de su gestión fue cuando Donald Trump, empezó a hacer una serie de señalamientos respecto a los acuerdos comerciales entre México y Estados Unidos.

Sin embargo, la unidad del sector empresarial fue una gran fortaleza para que el sector afrontará estos y otros sucesos que pudieron haber puesto en peligro la economía mexicana, dijo el empresario dedicado a productos de biotecnología, en entrevista con Forbes previo al inicio de la Asamblea Anual Ordinaria del CCE.

Los retos del nuevo presidente del CCE

“Terminamos con un sector empresarial unido, esto es una muestra, 1300 asistentes de nuestra asamblea de todos los tamaños y rincones del país y que vienen a celebrar el cambio a estar unidos para darle todo el apoyo al presidente, la unidad nos llevó a ser exitosos a una negociación del libre comercio, la unidad y una visión compartida menos llevó a ser exitosos en la reconstrucción de México después de los sismos”, apuntó.

Por delante quedan retos para el sector empresariales, sobre todo en un contexto de cambios políticos y sociales que se viven en el país, entre ellos están disminuir la disminución de la pobreza, la falta de inclusión, la desigualdad en el país y “en la responsabilidad de hacer cada quien lo que nos corresponde”.

Durante su último discurso como presidente de la CCE, donde cedió la estafeta a Carlos Salazar Lomelín, Castañón reconoció la labor del equipo del presidente López obrador para apoyar al cierre de las gestiones de renegociación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Acabar con la pobreza y aumentar inversión compromiso del CCE ante AMLO

Previo a este discurso, Castañón señaló que lejos de la actitud de confrontación entre AMLO y algunos líderes del sector empresarial ahora ambos trabajan en “pro de la mejor construcción propositiva para México, el empleo la generación de valor y oportunidades para las personas, disintiendo cuando es necesario decirlo y comprometiéndonos en el mismo canal”.

Esta representa una actitud más moderada a su opinión del plan de gobierno de Andrés Manuel López Obrador durante su proceso de campaña.

Un mes antes de que se celebrará la elección presidencial, Castañón en su calidad de presidente de la CCE, afirmaba que la sociedad mexicana estaba frente a dos opciones “regresar a la época del proteccionismo donde el gobierno emplea los recursos económicos y políticos para subsidiar y proteger con políticas generalistas a muchas personas y (hacer) política clientelar y probablemente cerrar en unas áreas de la economía hacia el exterior; o continuar y profundizar un modelo de apertura, de competitividad, que nos lleve a solucionar los problemas de pobreza, a través de trabajo y no a través de regalar el dinero que contribuimos las personas que generamos impuestos”.

Además de integrarse como miembro al consejo del CCE como ex presidente de este organismo empresarial, afirmó que seguirá comprometido con el país a través del desarrollo de sus empresas y trabajo a la comunidad.

Lee también: La clase empresarial no está dispuesta a perder sus libertades: Juan Pablo Castañón

 

Siguientes artículos

Imperativo contar con proyecto claro de nación
Por

Ofrecer ilusiones que el país no puede cumplir es injusto para una población ávida de progreso, así que el documento del...