Por Felivia Mejia.

El impacto positivo en el desarrollo de poblaciones vulnerables del país como resultado de su encomiable labor como primera dama de la República Dominicana en dos periodos consecutivos y como vicepresidenta de la nación también en dos ocasiones reflejan en la práctica la teoría que Margarita Cedeño Lizardo concibe como concepto de mujer o ser humano poderoso: “aquel que tiene la capacidad y la voluntad de cambiar su entorno, de mejorar las condiciones en que viven miles y miles de personas a las que puede incidir”.

Como vicepresidenta (2012-2016 y 2016-2020) ha impulsado a través del programa Progresando con Solidaridad proyectos relacionados con la nutrición que han contribuido con la disminución de la anemia en un 50% en las familias beneficiarias de esos programas.

Además, auspicia Las Chispitas Solidarias, el suplemento nutricional Progresina, los programas de formación en nutrición sana y la instalación de alrededor de 60,000 huertos familiares en todo el país, sembrando más de 120,000 tareas de hortalizas y vegetales. Más de 800,000 familias participan de Progresando con Solidaridad.

PUBLICIDAD

“Un ser humano poderoso es capaz de modelar con su ejemplo y con su actitud diaria frente a la vida, en el trabajo y frente a los demás, que es posible ser buena persona, que es posible ser buen profesional y combinar todo esto en beneficio de los demás”, opina la vicepresidenta en entrevista exclusiva para Forbes.

Puedes leer: AmCham apuesta por el liderazgo de mujeres ejecutivas

Margarita comenta que nunca se imaginó trabajar tan activamente en la política como ahora, pero siempre tuvo el interés de aportar al bien social. La oportunidad de dirigir programas sociales de enorme envergadura le vino de la mano de su esposo, el expresidente de la República Leonel Fernández, pero una vez en el escenario indicado, Margarita gana sus propios méritos a base de un trabajo destacado.

“Yo creo que Leonel me puso una puerta en frente y yo la abrí. Después de abrir esa puerta, Dios me ha ayudado a trillar un camino que, gracias al Señor y al pueblo, todavía se está construyendo y que va muy bien”, sostiene.

Considera que la mujer nunca debe perder su autenticidad y debe de trabajar por lograr por ella misma sus propósitos.

“Más que permitir o dejar que un hombre las deje hacer, la mujer siempre tiene que ser. Y si hay alguien que tiene que modificar, que sea la mujer que modifique al hombre”, opina. Desde el Despacho de Primera Dama (2004-2008 y 2008-2012) doña Margarita impulsó el programa Progresando, en el que 200,000 familias en extrema pobreza recibieron capacitación técnico profesional y generación de ingresos. También creó 87 Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC), la mayoría establecidos en zonas rurales, y ejecutó

los programas Solidaridad Social, de ayudas médicas; y Leyendo Aprendo, para promover la lectura.

“Cuando estamos en posiciones de liderazgo las mujeres tenemos que pensar siempre que actuamos no sólo para nosotras, sino también para los demás y, sobre todo, para otras mujeres que nos están viendo, que están anhelando también poder avanzar igual que nosotras”, comenta.

Indica que ocurre un efecto de cascada cuando una mujer alcanza un espacio de poder porque ese ejemplo motiva a otras a trabajar con más ahínco para lograr sus objetivos.

“Entre nosotras debemos ser solidarias, que sea toda una caravana, donde una impulsa a la otra, porque cuando llega una mujer, llegan todos los demás con ella. Llega la familia, llega el esposo y llegan todas las mujeres que están cerca o no de ella”, dice.

Aunque reconoce que ha tenido el apoyo de importantes hombres y mujeres en su quehacer, no todo ha sido fácil. En su trayectoria, Margarita ha enfrentado la discriminación en el ambiente político.

Afirma que la clave está en superar de inmediato esos episodios y entender que tanto la discriminación como el atropello, como la prepotencia, son defectos que tiene el otro y que tú no puedes reflejarte en ese espejo.

“No puedes permitir sucumbir ante esas debilidades o ante esas carencias que tiene ese otro ser humano, sino que entonces tú tienes que colocarte por encima. Tener la dignidad, la templanza para colocarte por encima de eso”, concluye.

Margarita Cedeño Lizardo estará presente dentro del Foro Mujeres Poderosas de República Dominicana que se realizará el próximo 25 de mayo. Aquí una breve entrevista con la vicepresidenta.

 

Siguientes artículos

trump
Demócrata llama a juicio político contra Trump
Por

El representante demócrata por Texas solicitó al Congreso someter al presidente Donald Trump a un juicio político.