La economía mexicana no tendría más incentivos respecto a 2014, además de que tiene que lidiar con bajos precios de petróleo, por lo que no se descartan nuevos recortes a las expectativas de SHCP y Banxico, advirtió Banco Base.

 

Aunque la Secretaría de Hacienda (SHCP) y el Banco de México (Banxico) acaban de hacer recortes a sus expectativas de crecimiento para 2015, pueden esperarse correcciones adicionales este año, debido a las condiciones externas y el bajo precio del petróleo, que afecta las finanzas públicas.

¿Cuánto podría crecer el país este año? Inclusive hasta menos de 2%, según las expectativas de Banco Base.

PUBLICIDAD

“Creemos que el primer semestre el país va a crecer 2.6% y para el segundo semestre entre 1.0 y 2.0%. De tal manera que el crecimiento de este año queda entre 1.8 y 2.3%”, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de la institución financiera en una reunión con periodistas efectuada hoy miércoles.

Siller explica que en la primera mitad de 2015 el crecimiento va a estar impulsado por el gasto público en los estados, al ser año electoral, y la segunda mitad dependerá de cuánto afectará la primer alza de tasas de la Reserva Federal (Fed), de Estados Unidos, la cual se prevé en septiembre.

“No creo que las condiciones vayan a cambiar este año, por lo que la economía no tendría un impulso adicional respecto al año pasado. Si (el gobierno) quiere incentivar el crecimiento económico, va a tener que balancear su gasto más hacia infraestructura que a gasto corriente, lo cual tendría un efecto multiplicador, pero eso no sería hasta 2017”, agregó.

El pasado 21 de mayo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) revisó su intervalo de crecimiento a 2.2% y 3.2%  desde 3.2 y 4.2% para 2015, debido al complejo crecimiento global y a la alta volatilidad.

Dos días antes, Banxico hizo lo propio y revisó su intervalo de crecimiento para la economía mexicana a 2.0 y 3.0% desde 2.5 y 3.5% para 2015, mientras que para 2016 recortó su previsión a 2.5 y 3.5% desde 2.9 y 3.9%.

Siller Pagaza resaltó que el banco central antes hacía sus recortes hasta el tercer trimestre de cada año, pero en 2015 empezó desde febrero, debido a las débiles condiciones internas y a la caída del precio del petróleo.

“Hacienda apenas acaba de hacer su recorte. Esto quiere decir que si nos remitimos a la historia, es de esperarse que sigan los recortes a la expectativa de crecimiento para este año”, agregó.

En el tipo de cambio, la economista de Banco Base considera que irá a la baja hasta ubicarse en 14.90 a finales de año. Para 2016, se podrían alcanzar niveles inclusive de hasta 13.80 pesos por dólar, si todo se mantiene constante en las condiciones, como el recorte de gasto del gobierno, si la producción en EU se mantiene y si las exportaciones, al menos las automotrices, de México procuran un ritmo estable.

En septiembre, cuando se prevé que la Fed de Estados Unidos haga la primera alza de tasas, el tipo de cambio podría subir hasta 15.80, pero sería un efecto temporal, dijo Siller.

 

Siguientes artículos

México ocupa lugar 39 en Índice Global de Competitividad 2015
Por

El país avanzó dos lugares dentro del índice global de competitividad realizado por la escuela de negocios del Instituto...