Reuters. – Horas antes de que reinicie un diálogo que busca poner fin a la crisis política en Nicaragua, la justicia del país centroamericano liberó el miércoles a decenas de “presos políticos” que permanecían encarcelados por su vínculo con las protestas contra el presidente Daniel Ortega.

La liberación ha sido una de las exigencias de la oposición y organismos de derechos humanos, que aseguran que unas 600 personas estaban tras las rejas desde que empezaron las manifestaciones antigubernamentales, en abril de 2018, que también han dejado más de 320 muertos.

“Tenemos confirmado que comenzaron a liberar a los presos políticos, a unos los han ido a dejar a sus casas, a otros probablemente los entreguen en la catedral o en el seminario”, dijo a Reuters Pablo Cuevas, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, una ONG que representa a cientos de ellos.

Puedes leer:  México desatendió a Centroamérica: Laura Chinchilla

Las liberaciones comenzaron el miércoles en la mañana cuando microbuses del sistema penitenciario llevaron a varios “presos políticos” con enfermedades graves a sus casas fuera de Managua.

Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), declarado ilegal por el Congreso, dijo que algunos cumplirían medidas cautelares como prisión domiciliaria.

“Los presos políticos no se negocian, tienen que dejarlos en libertad total o es un juego del gobierno previo al inicio del diálogo”, dijo Núñez a Reuters.

Medios locales mostraron imágenes de microbuses repletos de “presos políticos” circulando por las calles de la capital.

El gobierno de Ortega niega que existan presos políticos en su país y asegura que la justicia nicaragüense es independiente y que quienes están tras las rejas han cometido crímenes.

 

Siguientes artículos

Costa Rica exportó manufacturas por 645 mdd en enero
Por

La caída de las exportaciones en países como Nicaragua, Guatemala y El Salvador, entre las principales preocupaciones....