Hay proyectos que denotan mucho tiempo de preparación y esfuerzo, y hay otros que, cuando uno los observa de cerca, muestran altos niveles de obsesión. No hay duda de que Nioh (Sony Interactive Entertainment, PS4) cae en la segunda categoría. Éste es el nuevo videojuego del conocido estudio japonés Team Ninja, famoso por las series Dead or Alive y Ninja Gaiden, y parte del gigante de los videojuegos Koei Tecmo, que saldrá a la venta en México y el mundo el próximo 7 de febrero.

Nioh es un intrincado RPG de acción ambientado en el Japón feudal que, -en palabra de sus creadores- toma elementos de la aclamada serie Souls (Demon’s Souls, Dark Souls, Bloodborne) de From Software. El juego te pone en el papel de William Adams (1564-1620), el histórico marinero inglés conocido como el primer europeo en convertirse en un samurai, que se encuentra en medio de una guerra contra espíritus demoniacos y demás criaturas sobrenaturales del folklore japonés. La historia se desarrolla durante el periodo Sengoku, que fue una época de inestabilidad política y guerras por el poder.

Esta exclusiva para el PS4 tomó casi ocho años de desarrollo, durante los cuales hubo varios cambios, incluso de su plataforma de salida. El resultado final es un juego sorprendente y cautivador, al mismo tiempo que demandante, castigador y a veces injusto. De entrada, a pesar de tener un esquema de control relativamente sencillo, las mecánicas del juego contienen gran complejidad y reto. La comparación con la serie Souls viene no sólo por el género o la ambientación, sino por el estilo de combate, en el que tienes que enfrentarte a un sinnúmero de enemigos uno tras otro.

La historia comienza en Londres, desde donde William viajará hasta Japón, para descubrir una cruenta batalla entre seres humanos y los yokai, las malévolas apariciones típicas del folklore local. En lugar de ser un juego de mundo abierto en el que puedes recorrer cada rincón a tu antojo, con Nioh los jugadores se mueven —uno a la vez— entre niveles que, aparte de grandes están llenos de secretos.

PUBLICIDAD

El punto más importante de Nioh es el combate. Al tratarse de un juego hecho por un equipo de veteranos como Team Ninja, sólo podríamos esperar un complejo sistema de combate que funciona por capas. El protagonista cuenta con tres posturas diferentes para el combate, de las cuales se pude echar mano para situaciones específicas; debido a esto, cada postura funciona como un juego de esgrima, en el cual el jugador necesita estar atento a cada movimiento de sus enemigos, y reaccionando en fracciones de segundo. Esto convierte a Nioh en un meticuloso juego de agresiva competencia que podría llegar a ser bastante frustrante para el jugador promedio, pero que disfrutará un número específico de jugadores con el temple y dedicación necesarios.

En general el juego tiene un arsenal de armas bastante completo, incluyendo katanas y sables de distintos tipos, así como hachas, lanzas e incluso mazos de combate. Los escenarios son de muy buen tamaño y en sus diferentes secciones mantendrán a los jugadores ocupados en sobrevivir.

Aunque éste es un juego donde la obsesión por los detalles es evidente, los gráficos no lucen particularmente espectaculares. Las secuencias cinemáticas tienen un alto nivel de detalle, con texturas que saltan a primera vista, pero el juego como tal no se ve todo el tiempo tan bien. Esto de ninguna forma lo pone en desventaja, ya que el objetivo del juego es crear un sistema de combate interesante para los jugadores más experimentados.

Al ser un juego de rol, su duración en horas es bastante larga, a lo que hay que agregar el alto nivel de dificultad, que lo convierten en uno de los juegos más complicados de terminar en su género.

Nioh está optimizado para el PlayStation 4 Pro, por lo que puede además ser jugado en resolución 4K, con mayor detalle, fluidez y un rango de colores más amplio. Para esto no se requiere de una versión especial, ya que es el mismo juego que uno comprar para PS4 normal y para PS4 Pro.

El soundtrack fue hecho por Yugo Kanno, el prolífico compositor japonés, conocido por su trabajo en series, películas y anime. Éste es su segundo soundtrack para un videojuego, ya que el primero fue Rain, curiosamente otra exclusiva de PlayStation. La música es apropiada para cada una de las situaciones, ayudando con la ambientación de época.

A primera vista, es posible que Nioh luzca como un videojuegos difícil e inaccesible para la mayoría del público, pero esto se debe a su gran nivel de complejidad. Sin embargo, el juego no tiene mayor impedimento para ser disfrutado por todo tipo de público con la suficiente resistencia a la frustración. Aunque sea un juego bastante específico, se trata de una exclusiva para el PlayStation que agrega valor a la plataforma, ya que títulos de este tipo no son tan comunes de ver con este nivel de calidad. Nioh es una interesante apuesta por la variedad de títulos exclusivos para el PS4, con un balance entre reto y originalidad.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Con la Surface Studio, Microsoft se perfila como el nuevo Apple
Por

La nueva computadora de escritorio de Microsoft va por un sector de profesionales gráficos que han sido desatendidos por...