Después de que el peso repuntó tras el debate presidencial en Estados Unidos, este miércoles comenzó con una depreciación de 0.20%, o cuatro centavos, para cotizar alrededor de 19.43 pesos por dólar, ahora a la espera de la decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico), así como de los discursos de varios funcionarios de la Reserva Federal (Fed).

Ayer, la moneda se apreció más de 2.5% ante la percepción de los inversores de que la candidata demócrata Hillary Clinton ganó un primer debate contra el republicano Donald Trump.

“Para el caso particular del peso, los niveles mínimos de las últimas dos sesiones han permitido un incremento moderado en la demanda por dólares, lo que evita que el tipo de cambio continúe bajando hasta el siguiente nivel clave de 19.20 pesos por dólar”, señaló Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco Base.

No obstante, agregó la analista, en las próximas horas se espera una menor volatilidad para la paridad peso-dólar, ya que los inversionistas están a la espera del anuncio que dará Banxico el jueves, y que prevé mantenga su tasa de referencia sin cambios en 4.25%.

PUBLICIDAD

Entre los factores, a la espera de mayor información sobre la evolución de la inflación en septiembre, el desempeño del peso en las semanas previas a las elecciones y la probabilidad de que la Fed ajuste su tasa de referencia en diciembre.

Por otro lado, el dólar en bancos de la Ciudad de México se alejó de la barrera de los 20 pesos y en BBVA Bancomer y Scotiabank se vende en un máximo de 19.82 pesos, mientras que en Banamex y Santander se ofrece en 19.70.

En precios promedio, el billete verde se adquiere en 18.80 y se ofrece en 19.6919.18 pesos.

En  las casas de cambio ubicadas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se vende en 19.00 pesos en promedio y se compra en 18.35; reportando un máximo de 19.30 pesos a la venta y una mínima de 18.30 a la compra.

 

Siguientes artículos

pena-nieto
México, a dos años del recambio presidencial
Por

Con dos años de gobierno por delante y un capital político agotado, Peña Nieto tiene muy pocas probabilidades de introdu...