Por Octavio Flores*

Las tecnologías en la nube llegaron para quedarse. Al hablar de la “nube”, hacemos referencia a la plataforma que ofrece un abanico completo de soluciones tecnológicas, de productos y servicios que van desde poder de cómputo, almacenamiento de base de datos, entrega de contenido y otras funciones que contribuyen al crecimiento de las empresas, permitiéndoles enfocarse en las actividades que les reportan mayor valor agregado.

Organizaciones globales utilizan esta tecnología para brindar a sus clientes alta disponibilidad y contenido de calidad al alcance de sus manos. En el ámbito personal, diariamente usamos la nube directa o indirectamente; a través de aplicaciones móviles, banca electrónica o simplemente el correo electrónico.

En cambio, el proceso de adopción tecnológica de la nube por parte de las Pymes presenta aún cierta resistencia, principalmente por falta de información o mitos sobre las grandes ventajas que esta ofrece, entre las que destacan:

  • Pagas por lo que usas: Disminuye la inversión inicial y el costo del almacenamiento, poder de cómputo, incluso software y aplicaciones, porque se define en función de lo que se usa.
  • Economía de escala: Menor gasto fijo, con costos variables decrecientes.
  • Capacidad elástica: No hay necesidad de adivinar los requisitos de capacidad frente a situaciones extraordinarias (como por ejemplo un aumento de las compras en línea en temporada navideña) ni de hacer sobre aprovisionamiento, ya que sobre la marcha se pueden hacer ajustes.
  • Flexible: Permite crecer o disminuir el tamaño de los servidores con un solo clic de acuerdo a tus necesidades.
  • Alta disponibilidad: Asegura la continuidad del negocio con información siempre disponible, incluso en casos de una contingencia mayor.
  • Foco en el negocio: Grandes ahorros en tiempo para el equipo de tecnologías de la información, por lo que éste puede enfocarse en desarrollos que generen ventajas competitivas.

Lee también: On Cloud, la firma tecnológica que subió a la nube a Clarasol

Ante las tendencias globales de la economía moderna, las empresas pueden tener mayor alcance, o, al contrario, perder competitividad si no implementan las nuevas tecnologías. Por esto, es de gran relevancia que las Pymes en México participen en espacios del sector privado que promueven el intercambio de las mejores prácticas en temas de tecnologías de la información, seguridad, innovación y desarrollo de talento, entre otras.

La seguridad de la información es uno de los pilares principales de las empresas y uno de los miedos al integrar la tecnología en nube. Los proveedores de nube generan un esquema de responsabilidad compartida en el que el cliente y el proveedor de nube, tienen responsabilidades diferentes para mantener la seguridad de la información.

Seleccionar el proveedor de nube es una decisión que se debe de tomar con base en ciertos parámetros que garanticen la seguridad de la información. Algunas de las actividades que se deben de tomar en cuenta son:

  • Buscar un proveedor de servicios que tenga políticas de seguridad claras y estrictas, las cuales ayudan en el proceso de auditorías.
  • Usar las herramientas de seguridad para identificar posibles puntos de mejora.
  • Utilizar herramientas de administración de credenciales que aseguren el acceso legítimo a datos confidenciales.
  • Implementar soluciones de encriptación completas y sofisticadas para garantizar la integración de los datos antes de subirlos a la nube. El cifrado completo en el nivel de archivo constituye la columna vertebral de todos sus esfuerzos de seguridad en la nube. Incluso si varios proveedores de nube cifran los datos, es importante no depender del proveedor.
  • Proteger los dispositivos de usuario final que acceden a los recursos basados en la nube con seguridad de punto final avanzada; implementar soluciones de firewall para proteger el perímetro de la red, especialmente si se está suscribiendo a un modelo de infraestructura como servicio (IaaS) o plataforma como servicio (PaaS).

Te puede interesar: Big Data, herramienta clave del sector financiero

Adoptar la tecnología en nube es una decisión inteligente para disminuir costos y enfocar a su equipo de TI a actividades que generen mayor valor para sus empresas. Informarnos, dejar atrás los mitos y aprender de las capacidades en la nube es la manera de aprovechar sus beneficios.

Para más información respecto a la adopción digital de las Pymes, consulta el webinar “Transformación Digital, Oportunidades para las Pymes”, del Comité de Tecnologías de la Información de AmCham/Mexico.

*Socio de American Chamber/Mexico Capítulo Guadalajara y Director General de Compucloud.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

mariguana
California: A un año de legalizar la mariguana lúdica
Por

La legalización de la cannabis ha traído diversos beneficios para este estado, y México podría aprender algo de ello....