La respuesta a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) de parte de los dos principales partidos que serán oposición a partir del 1 de diciembre no se hizo esperar demasiado.

A un día del anuncio del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, el PRI y el PAN coincidieron en considerar ilegal la consulta sobre la construcción del nuevo aeropuerto y, por tanto, sus consecuencias.

Lee también: AMLO crea comisión para tranquilizar a inversionistas del NAIM

El presidente de Acción Nacional, Marcelo Torres Cofiño, anunció que instruyó a la Coordinación Jurídica del partido y a sus grupos parlamentarios a explorar acciones legales para detener lo que calificó de “atropello a las instituciones”.

Para los panistas, la consulta fue un ejercicio simulado, antidemocrático y sin representatividad ni garantías. Es decir, inconstitucional.

En el mismo sentido reaccionó la dirigente del PRI, Claudia Ruiz Massieu. Los tricolores van a esperar a que se materialice la cancelación para llevar al gobierno de Morena ante los tribunales.

«Una vez que haya actos que puedan ser impugnables estaremos analizando eso, pero lo que nos debe inquietar es que se haya celebrado un ejercicio disfrazado de consulta popular cuando no lo es, que se le quiera dar carácter vinculante a sus resultados que no pueden ser vinculantes», subrayó.

El diputado priista René Juárez Cisneros, expresidente del partido, afirmó en rueda de prensa que se recurrió a una consulta “ilegal” porque López Obrador no quiso asumir el costo que implica decidir cuando se es gobierno.

“Hoy lo que dicen es que se está haciendo lo que la gente manda, pero la ciudadanía se dio cuenta que esto era una manipulación”, afirmó.

Sin embargo, se mostró favorable a celebrar una consulta “regulada, ordenada, transparente, equitativa, en donde participe la gente de manera libre”.

En este sentido, el panista Torres Cofiño se preguntó por qué no celebrar consultas sobre la desconcentración de las secretarías del país, sobre el proyecto del Tren Maya o la refinería en Tabasco, todos planes impulsados por López Obrador.

Desde la bancada de Morena defienden en cambio que la consulta manda un mensaje a los mercados de que a partir de ahora, toda la obra pública será transparente, libre de corrupción y con el respaldo de la ciudadanía.

Con información de Notimex

 

Siguientes artículos

AMLO crea comisión para tranquilizar a inversionistas del NAIM
Por

El presidente electo envió a Alfonso Romo, Carlos Urzúa y Javier Jiménez Espriú a hablar con empresarios involucrados co...