Buena parte de los pequeños emprendimientos del país no cuenta con conexión a Internet, lo cual podría restarle atractivo y potencial, según revela un nuevo estudio realizado por Qualcomm.

 

La brecha digital que persiste entre la población mexicana se extiende hasta la iniciativa privada. En nuestro país sólo 56% de las empresas tiene una conexión a Internet y de ellas únicamente el 66% lo usa en verdad, un problema que se agudiza de forma pronunciada mientras más pequeño sea el negocio, revela el estudio de conectividad empresarial del Índice Qualcomm de la Sociedad de la Innovación (QuISI por sus siglas en inglés).

El reporte, elaborado por la firma de investigación Convergencia Research a solicitud de Qualcomm, el principal desarrollador de procesadores para dispositivos móviles en el mundo, mide el grado de adopción, asimilación y usos de las tecnologías de la información y la comunicación en la sociedad como materia prima para la innovación.

PUBLICIDAD

En México hay 4 millones de empresas, de las cuales el 94% corresponde a pequeñas y medianas empresas (Pymes) que generan casi 50% de los empleos del país, por lo cual adquiere relevancia que se encuentren subconectadas, dijo Rafael Steinhauser, vicepresidente senior y presidente de Qualcomm en Latinoamérica, durante la presentación de la segunda parte del estudio dedicada a las empresas, en la cual estuvieron presentes también Mariana Rodríguez Zani, directora de Convergencia Research y Salvador Blasco, director de Qualcomm en México.

Mariana Rodríguez detalló que el estudio comprendió la realización de 235 entrevistas a empresas de todos los tamaños, muchas de las cuales no cuentan con conexión a Internet por considerar que ésta no tiene aplicación alguna para su negocio, sin embargo, añade, la movilidad podría impulsar esa adopción en el mediano plazo.

Entre los principales hallazgos del estudio se encuentra que del total de las empresas conectadas:

· 39% tiene un sitio web.
· 52% utiliza VoIP.
· 47% realiza videoconferencias.
· 35% tiene al menos una aplicación en la nube.
· 39% tiene presencia en redes sociales.
· 65% realiza trámites gubernamentales en línea.
· 66% usa banca electrónica.
· Menos del 1% de las empresas tiene alguna opción de comercio electrónico (propia o a través de plataformas de terceros) en su sitio Web.

En puntaje total QuISI de conectividad empresarial para México fue de 28.83, por debajo de Brasil (33.30), el país con el cual se comparan todos los resultados. De acuerdo con el estudio, la penetración y uso de Internet en las empresas mexicanas y brasileñas es muy similar, aunque en la adopción del e-commerce como herramienta de venta es de 9% en Brasil (menos de 1% en México) y el uso de videoconferencias es mayor en nuestro país, con 47% frente al 29% brasileño.

Steinhauser destacó la iniciativas emprendidas por el Gobierno de la República, y que forman parte de la Estrategia Digital Nacional, que plantean la conexión a internet de más del 80% de las empresas del país para el 2018, al tiempo que advirtió sobre lo imperativo que resulta conectar a más Pymes para que puedan participar de mayores oportunidades de negocio, desarrollar su potencial innovador y, como resultado, el país aumente su atractivo ante la inversión extranjera.

Un punto de arranque para lograr la inclusión digital empresarial, añade, es comenzar a diagnosticar la penetración de Internet en los negocios, pues existe poca información al respecto.

 

El Internet de las cosas, lejos de nuestra realidad

La otra dimensión medida por el QuISI para esta segunda entrega (la primera midió la penetración de Internet entre la población en general y la tercera hablará del sector gubernamental y la innovación), es el denominado Internet de las Cosas (IoE o Internet of Everything), el cual se refiere a la capacidad de comunicarse de dos aparatos conectados a la red.

Para el estudio, se consideraron las conexiones entre máquinas, o M2M (Machine to Machine) móviles, criterio bajo el cual México se encuentra también muy rezagado, con un QuISI de 0.76 de 100 puntos posibles, frente a 1.17 de Brasil o 10.07 del líder mundial, Suecia.

En nuestro país el principal tipo de conectividad M2M móvil es el de los vehículos, con una participación del 56% del mercado móvil, dijo Rodríguez Zani, y detalló que esa alta penetración se debe a que buena parte de esa actividad pertenece al rastreo de unidades de transporte público y privado, al cual comenzará a sumarse paulatinamente el de Entretenimiento (con conectividad integrada en el auto o basada en los teléfonos celulares de los usuarios).

La siguiente fase de conectividad M2M para los autos será el de transporte inteligente, pero para ello falta aún mucho camino por andar, asegura Steinhauser, pues aún se encuentra en etapa de pruebas, principalmente en Estados Unidos y Europa occidental, y su desarrollo y florecimiento dependerá de la madurez de los mercados y el nivel de infraestructura que se encuentre en los distintos países donde sean aplicadas las soluciones.

Zani, por su parte, enlistó los sectores más importantes y con más potencial para la tecnología M2M:

1. Nuevos dispositivos, como los wearables.
2. Los autos conectados.
3. Servicios públicos, como la red inteligente de energía eléctrica.
4. mHealth, o salud móvil

La investigadora encargada del estudio señaló que las perspectivas de crecimiento del sector M2M en México para 2020 plantean la existencia de 19 millones de conexiones frente a los 1.7 millones actuales, que generarán 322 millones de dólares en servicios de conectividad, casi 8 veces más que los 43 estimados hoy.

Entre las vías para acelerar la adopción del IoE en México, enfatiza, se encuentra contar una medición confiable del número de conexiones, incentivar la cooperación entre el gobierno y los proveedores y la confiabilidad de las redes, de esa manera podría alcanzarse sin problema la estimación de una triplicación del tamaño del ecosistema de la comunicación M2M.

 

Siguientes artículos

AMX crea comité para evaluar impacto de reforma en Telecom
Por

El nuevo comité estudiará alternativas de carácter estructural, comercial, tecnológico, así como oportunidades que prese...