Por Francisco Coll Morales*

El bloqueo financiero de Estados Unidos hacia las economías emergentes las sitúa en el foco de atención global. El aumento en las tensiones de financiación, el deterioro de las condiciones y el incremento que han experimentado estás economías, en vías de desarrollo, en materia de apalancamiento, están generando nuevos riesgos para un panorama económico global plagado de dudas e incertidumbres. Para el Fondo Monetario Internacional, unas tensiones que podrían ser la receta de una nueva recesión económica global.

En materia de deuda, la nueva emisión de deuda en los últimos años ha estado muy concentrada en estos países con baja calificación crediticia. Es decir, estamos ante un apalancamiento de unos países con una capacidad de pago más limitada que la de otras economías desarrolladas, como es el caso de Estados Unidos o China. En este caso, ante problemas de refinanciación, podríamos estar ante una modificación en las decisiones de gasto, que lastren principalmente el consumo y provoquen una desaceleración económica.

En materia de comercio, estos niveles de deuda, así como las condiciones de financiación que sufren estas economías emergentes están ocasionando una gran devaluación de sus respectivas monedas. Esto, en materia de poder adquisitivo, está generando un encarecimiento en la importación de determinados productos que han de adquirirse en países, los cuales, poseen divisas de mayor valor y, no con ello, las cuales no dejan de revalorizarse frente a estas. En materia de renta disponible, esto está ocasionando, como comentaba, una fuerte reducción en la renta disponible.

PUBLICIDAD

En los últimos meses, se ha podido observar como el índice que agrega las principales divisas emergentes a nivel global ha perdido cerca del 10%, lo que muestra la devaluación que presentan estas divisas, como comentábamos. Además, en lo que va de año hemos asistido a una masificada salida de capital extranjero en los países, un hecho que ha ocasionado que algunas de estas economías hayan tenido que ser intervenidas, con el fin de paralizar las continuas pérdidas que estaba sufriendo la divisa; siendo el caso de Argentina.

Como digo, estamos ante un peor comportamiento por parte de las condiciones de financiación para estas economías, siendo su causa principal la estrategia tomada por la Reserva Federal en la que se ha puesto en marcha la retirada gradual de los estímulos monetarios. En otras palabras, la subida de tipos está materializando un desincentivo del apalancamiento, el cual beneficiaba, en gran parte, a esas economías emergentes. Además, no debemos olvidar la estrategia de disminución de liquidez por parte de las autoridades centrales.

Por último, estamos asistiendo a uno de los peores escenarios comerciales a los que se había enfrentado la globalización y la economía, en sí misma. Las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y China, así como el auge proteccionista de determinados países que, además, lideran gran parte del comercio mundial, no crean el mejor escenario para las emergentes, las cuales también se ven afectadas y dañadas de forma colateral ante estas tensiones gubernamentales que están generando un deterioro en el entorno global.

Poe otro lado, debemos de comprender que esto no ocurre de la misma forma en todo el conjunto de emergentes. En el caso de las emergentes asiáticas, estas son más vulnerables a las tensiones comerciales que mantiene el Gobierno chino con la administración de Donald Trump; mientras que en el caso de las emergentes latinoamericanas, así como las del este de Europa son más vulnerables a los choques y shocks en materia de condiciones de financiación.

En cualquier caso, de continuar con un entorno de riesgo y donde la normalización financiera suponga serios riesgos a las economías emergentes, estas continuarán agravando su deterioro, lo que representará una mayor dificultad para estas. Como consecuencia, veremos repuntes al alza en las primas de riesgo, vulnerabilidades en los pertinentes reajustes de deuda, así como la posibilidad de la reducción del rating crediticio, lo que podría agravar esa salida de capital extranjero.

*Director de desarrollo de negocio de HAC Business School de Nueva York.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

UE y Reino Unido acuerdan borrador sobre su futura relación
Por

El documento previo establece que el bloque y el país británico 'están de acuerdo en desarrollar una asociación económic...