En el mundo de los negocios se habla mucho sobre las decisiones informadas, basadas en datos. Y tiene todo el sentido. Para reducir riesgos, conectar con la audiencia o el consumidor, y agilizar los procesos internos de una compañía, los datos son fundamentales. Éstos nos indican en dónde hay debilidades para modificar la estrategia y también qué oportunidades se pueden aprovechar, mismas que, en ocasiones, no son obvias a simple vista.

Sin embargo, aún hay pasos por avanzar cuando hablamos del amplio uso de los datos en el contexto de la atención a la salud. Existen grandes retos en torno a la interoperabilidad e infraestructura, la seguridad y la escalabilidad de los datos. Organizar estos desafíos con tecnología se traduce en grandes mejoras a la vida de los pacientes y ciudadanos. Este es el punto de encuentro entre esta industria y el cómputo en la nube.

Existen un sinfín de aplicaciones de servicios de nube para la salud. Actualmente vemos que se está utilizando la inteligencia artificial para identificar la agresividad del cáncer de próstata, detectar la tuberculosis pulmonar activa, mejorar el diagnóstico del cáncer de mama, apoyando a los radiólogos a detectar los signos con mayor precisión, o interpretar las condiciones de la piel. Éstas son funcionalidades y herramientas que ya están haciendo una diferencia en la práctica. Sin embargo, podemos ir un paso atrás para empezar con un enfoque de modernización de procesos, cultura y modelo para la innovación.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Enfrentamos un momento crucial en donde la creación y recopilación de datos ha ejercido presión sobre muchas personas y organizaciones dentro de los diferentes sistemas de salud en América Latina. Los desafíos y las oportunidades que se avecinan impulsarán aún más la innovación en este sector. Esta es la era en la que los dispositivos portátiles brindarán información sobre los consumidores de atención médica como nunca antes.

La experiencia digital del paciente para atender su salud en los nuevos ecosistemas virtuales es esencial. La tendencia actual es que los productos y servicios de atención médica, y experiencias se basen en APIs y estén centradas en el trayecto digital del paciente.

¿Cuáles son los “puntos clave” de alto riesgo ahora y en el futuro? ¿Cuándo ocurren los brotes de ciertas enfermedades? ¿Cuáles fueron las causas más probables o los principales factores contribuyentes a un brote? Este tipo de preguntas, que ocurren en diferentes escenarios de la salud de poblaciones, dan paso a un nuevo planteamiento de arquitecturas de datos, adopción de estándares y de la integración de la información médica. Los servicios de nube están ayudando a elevar la capacidad para realizar análisis y aprovechar el aprendizaje automatizado (machine learning) en los datos de salud pública y de organizaciones que ya existen. Los resultados que este tipo de herramientas arrojan tienen un alto grado de precisión y de análisis predictivo que puede hacer la toma de decisiones mucho más certera y con mayor agilidad.

Actualmente existen millones de datos en el sector salud que las entidades encargadas podrían analizar para tener una base sólida al momento de informar, determinar acciones para una localidad, comprender los impulsores sociales, y predecir el impacto en los resultados.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

En el marco del evento ‘Google Cloud y el futuro de la salud pública’, realizado de manera virtual, pudimos conversar sobre la situación actual de la pandemia, la cual ha creado desafíos al brindar atención médica consistente, pero también ha ofrecido soluciones de extremo a extremo. Hoy la industria exige métodos de ahorro de costos para la gestión de datos, mejoras en la interoperabilidad de datos y la infraestructura tecnológica que los integra a la perfección en la nube.

Evitar riesgos en los negocios es importante, pero cuando lo trasladamos al sector salud esto crece aún más. Imagina que fuera posible anticiparse a un riesgo de salud y prevenirlo antes de que suceda. La buena noticia es que no es necesario imaginarlo, sino que ya es posible hacerlo y ahí es en donde la tecnología se convierte en una aliada clave para el sector.

Suscríbete a Forbes México

Igor Fermín, Especialista de Industria de Salud y Ciencias biomédicas para Google Cloud Latinoamérica*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

tecnología digital, ciberseguridad,
La sustentabilidad y las tecnologías de la información, tarea pendiente
Por

La sustentabilidad está en manos de todos, sólo hay que empezar por ser más conscientes.