Por Tami Forman 

Hay muchas razones por las que puedes estar fuera de la fuerza laboral. Quizá tomaste un tiempo para criar a tus hijos o cuidar a algún paciente enfermo. Quizás volviste a la escuela.  tomaste una oportunidad única en la vida para viajar por el mundo. Cualquiera que sea la razón, si has estado sin trabajo durante más de seis meses, el volver puede parecer todo un reto. Y si has estado fuera por años, es muy probable que suene aterrador.

Sin embargo, como con la mayoría de los retos, no hay manera de darle la vuelta. Simplemente tienes que vivirlo. Estos cuatro pasos concretos te ayudarán en tu proceso y te harán sentir mejor preparado para la transición de vuelta a la fuerza laboral.

Encuentra una respuesta para “¿Qué haces ahora?” Para la mayoría de la gente que experimenta el reinicio de su carrera, esta es la parte más difícil. Considero que esto ocurre por dos razones. La primera, si has estado fuera de la fuerza laboral por un rato, puede que no conozcas todas tus opciones y qué tan aptas son para ti. La segunda, y la que creo que es el mayor desafío, es que no quieres dar una respuesta que restrinja tus oportunidades. Creo que la mejor manera de solucionar ambos problemas es enfocarse en encontrar una respuesta, pero no la respuesta. Considera lo que has hecho, lo que sabes que existe allá afuera y construye una respuesta lo “suficientemente buena” que también deje abiertas oportunidades adyacentes. Conforme adquieras más información sobre el mercado y el nivel de tus competencias, ve refinando tu respuesta.

PUBLICIDAD

Practica contar tu historia. Una vez que hayas identificado una respuesta “suficientemente buena” sobre lo que quieres hacer, contacta entre 3 y 5 amigos, o colegas pasados que sepas que son amables, pero también honestos, para que puedas practicar tu plática sobre lo que quieres que sea tu próximo reto. Tu respuesta debe proyectar la seguridad de que tienes buenas ideas sobre cómo puedes contribuir, y a su vez debe demostrar tu apertura a nuevas oportunidades. La única forma de estar seguros de que lo estás logrando, es decirlo en voz alta, a alguien que te dirá la verdad. También debes practicar tu respuesta a preguntas sobre tu tiempo fuera de la fuerza laboral y porqué. En tu respuesta, se cuidadoso, en no caer en el escenario de “dar demasiada información”. Conforme vayas mejorando en contar tu historia, compártela con un par de personas que consideres, te darán retroalimentación crítica para realmente perfeccionar tu mensaje.

Habla con la mayor cantidad de gente posible. Cuando estás reiniciando tu carrera después de un tiempo, lo que más te hace falta es información. Y no la clase de información que puedes obtener de internet. Información que solo puedes obtener al hablar con personas ¿Quién está contratando? ¿Para qué puesto? Y sobre todo ¿Qué competencias y experiencia haría que un candidato destaque en esta compañía?

Actualízate. Renueva tu perfil de LinkedIn (Y si no tienes uno ¡Haz uno!) Lee noticias sobre tu industria o sobre la industria a la que quieres incorporarte. Dependiendo de qué tan largo fue tu periodo fuera y tu experiencia, puede que necesites refrescar tus competencias. Esto puede lograrse con entrenamiento en línea o un programa educativo más formal. También puedes obtener experiencia actualizada a través de actividades pro bono en organizaciones sin fines de lucro, trabajo freelance o programas de returnship. Y no te olvides de tu apariencia. El cómo te vistes no es lo más importante, pero sí tiene impacto en cómo te sientes. Si han pasado más de unos años desde que tuviste que usar “ropa de trabajo” a diario, invertir en unas cuantas piezas más actualizadas, te hará sentir más prolijo y seguro.

 

Siguientes artículos

Huawei-jóvenes-SCT
Huawei y SCT seleccionan a 10 jóvenes para programa en China
Por

Los elegidos para el programa “Seeds for the Future” vivirán la cultura china y conocerán tendencias de las TICs.