decisión forbes 2018