El diario británico The Guardian se disculpó hoy por haber mencionado en el trabajo de forma imprecisa a la abogada mexicana Aurora Pierdant.

En el reportaje, titulado “La casa en Florida de la primera dama de México es propiedad de un contratista del gobierno, revelan documentos”,  The Guardian sostuvo que Angélica Rivera, esposa del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, ha usado un departamento de 2.05 millones de dólares en Key Biscayne, en Florida, el cual pertenece a Grupo Pierdant, una empresa que se espera participe en una licitación para desarrollar puertos marítimos en México, lo que despertó sospechas de un nuevo conflicto de intereses.

“La investigación de The Guardian en las propiedades de Florida muestra una revelación poco ortodoxa entre la primera dama y Grupo Pierdant [propiedad del empresario Ricardo Pierdant], enfocada en Ocean Tower One, un desarrollo habitacional privado con una alberca, canchas de tenis y concierge de guantes blancos en Key Biscaine, un enclave acaudalado en el condado de Miami-Dade”, dijo el diario.

Tras la publicación, Presidencia de la República emitió un comunicado en el que acusó al diario británico de “faltar a la verdad”. El presidente Peña Nieto incluso afirmó en entrevista televisiva que su esposa no tiene una propiedad adicional en Florida.

El texto de The Guardian refirió como dato de contexto que la hermana de Pierdant, Aurora, había sido despedida de Pemex y vetada del servicio público por acusaciones de negligencia. Hoy, el rotativo publicó una disculpa en su sitio de internet en la que dice:

“El 9 de agosto, publicamos una historia que hacía referencia a Aurora Pierdant, una abogada mexicana. Afirmamos entonces que en 2011 ella fue despedida por la empresa petrolera mexicana, Pemex, por negligencia administrativa y que fue vetada dela función pública por un año. Sin embargo omitimos el detalle que durante este proceso, la señora Pierdan ha sostenido continuamente (y debidamente) su inocencia, y que tanto su despido como su veto fueron más tarde revertidos por una corte de apelaciones, su nombre fue limpiado y su registro perfecto fue restaurado sin ninguna sospecha sobre su experiencia o su desempeño profesional.

“Nos disculpamos por publicar una historia incompleta, que aceptamos retrata equivocadamente su estatus profesional. Hemos retirado el artículo de nuestro sitio de internet.”

Sin embargo, aunque el tema central del texto que fue removido del portal era que la propiedad ocupada por la primera dama mexicana, éste no fue abordado por The Guardian.

 

Siguientes artículos

Bimbo coronavirus crédito
Bimbo coloca certificados por 8,000 mdp
Por

Los certificados tendrán un plazo de 10 años y pagarán un interés anual fijo de 7.56%.