En medio de acusaciones e investigaciones por el presunto uso de prisioneros chinos, la firma sueca de tiendas de ropa H&M impulsa en México y el mundo una campaña para reciclar prendas, con el objetivo de disminuir el impacto ambiental.

Lo anterior se realiza a través de la iniciativa Conscious Experience, que comenzó en 2013 y consiste en reciclar la ropa que ya no usa la gente y que puede llevar a las tiendas, sin importar la marca y antigüedad de las prendas.

La gente puede dejar en las tiendas los vestidos, pantalones, camisas u otros textiles que ya no usa, y a cambio la firma regala cupones de descuento a los compradores durante el año en todas las unidades. La ropa reciclada se usa para donaciones, fabricar nuevas prendas o hacer cajas para el transporte de materia prima.

“Es un proyecto que respalda nuestra responsabilidad social y la seguridad como negocio. La finalidad es juntar el textil, porque la gente no tiene la cultura de este proceso de reciclaje, que es igual que el PET, las latas de aluminio y el papel. Queremos hacer de la moda algo sustentable y que perdure por más tiempo”, explicó Kim Fragoso, conscious coordinator.

PUBLICIDAD

Las prendas son recicladas tanto en las plantas de Los Angeles, Estados Unidos, como en Alemania. En México se reciclaron ocho toneladas de ropa en 2016, mientras que en 2017 fueron 15 toneladas. En el mundo, la meta es juntar 25,000 toneladas al 2030 y en el mercado nacional el monto de reciclaje debe incrementar 15% cada año.

 

Ropa reciclada de H&M.

“Separamos la ropa en tres : la que se puede usar otra vez y donar a asociaciones; la que está desgastada, pero sirve para enseres domésticos o rellenos de pared; y la que está desgastada se clasifica en algodón, nylon y poliéster, y se machaca para convertirla en hilos y convertirlos en nuevo material para fabricar prendas”, comentó Fragoso.

En el proceso de tritura, en la ropa sale un polvo que se convierte en pelusa y se usa para hacer cajas de cartón, las cuales utiliza H&M para transportar la nueva materia prima.

Te recomendamos: Grupo Modelo y otros compran cada vez menos energía a la CFE

“También impulsamos que, si hacen un plantío de algodón, no lo dejen infértil y lo trabajen de tal manera que no queden pesticidas. Lo que hace la industria de la moda es dejar los plantíos infértiles. Todo (el negocio) es con proveedores, pero también nos preocupamos sobre dónde están, para contratarlos debemos hacer una investigación, para que no salgan con temas de esclavitud y lo que hace poco nos sacaron (en medios). Es complicado que salgan temas así porque nosotros hacemos una investigación exhaustiva, de cinco años”, comentó Fragoso.

El pasado febrero de 2018, el diario Finacial Times escribió que una prisión de China fungía como negocio, con trabajos de manufactura para compañías como 3M, C&A y H&M.

“Las mañanas, las tardes y, a menudo, durante la siesta después del almuerzo, los presos ‘trabajaban’ en la sala común. Nuestros hombres hicieron piezas de embalaje. Reconocí marcas conocidas: 3M, C & A, H & M”, contó Peter Humphrey, un investigador corporativo y ex periodista británico, quien pasó 23 meses en una cárcel de China por supuestamente obtener registros privados de ciudadanos chinos y vender la información a clientes, incluida la farmacéutica GlaxoSmithKline Plc.

“Tanto para responsabilidad social corporativa, aunque las compañías bien podrían haber ignorado que el trabajo forzado era parte de su cadena de suministro”, añade el testimonio.

Al respecto, un vocero de H&M indicó que la compañía sueca estaba investigando las acusaciones, pero aún no podía decir si eran ciertas.

 

Siguientes artículos

AT&T prepara oferta pública inicial para unidad de DirecTV en AL
Por

Los ingresos de DirecTV Latin America aumentaron cerca de 11% en 2017 gracias a un aumento de las suscripciones.