Notimex.- El principal riesgo para el país en este momento es la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) más que el cambio de gobierno, aseguró Eduardo Osuna, director general de BBVA Bancomer.

Destacó que, aunque el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha presentado sus planes de gobierno, hay que esperar la presentación del presupuesto para 2019, pues ahí se verá la capacidad de maniobra.

Explicó que la institución financiera no espera ningún impacto negativo con la llegada del próximo gobierno, “de hecho estamos acelerando nuestro ritmo de inversión en la medida en que podemos”.

También puedes leer: Lighthizer espera avance en TLCAN en días; Trump dice no tener prisa

PUBLICIDAD

En ese sentido, dijo que “la principal incertidumbre que hay en la economía mexicana hoy, en la perspectiva general de negocios, tiene que ver con el Tratado de Libre Comercio, lo primero, y esta incertidumbre viene en el último año y medio. Sí hemos visto inversiones que se han detenido hasta tener claridad de la resolución del TLCAN”.

El directivo consideró que “ese es el principal riesgo (para el país), porque es un tema estructural económico, de manufactura, de inversión, de perspectivas de largo plazo”.

Asimismo, resaltó que el principal indicador para las perspectivas económicas futuras es el presupuesto federal para 2019, que trae implícitas una serie de datos de comportamiento económico.

“En función de esto es como todas las empresas hacemos los presupuestos”, comentó en conferencia de prensa en donde destacó que la demanda de crédito bancario sigue siendo positiva.

En el primer semestre de 2018, la cartera de crédito total de Bancomer creció casi 10 por ciento y resalta el crecimiento de la cartera empresarial con un aumento de 17 por ciento, lo cual refleja la percepción de las empresas sobre la demanda futura de sus productos.

“El impacto posible del cambio de sexenio es bastante natural como sucedió hace seis años o hace 12 años”, resaltó al destacar que donde se observa una menor demanda es en los créditos de consumo, nómina y auto, y en tarjeta de crédito por un alza en tasas de interés.

Considero que no está mal el ritmo de crecimiento de la cartera con respecto al crecimiento de la economía, “pero sí hemos visto que se ha bajado un poco de crecimiento, lo cual ayuda a bajar la inflación”.

Respecto a la crisis de Turquía y la exposición de BBVA en ese país, Osuna negó que haya una afectación tanto a la matriz española como a las subsidiarias del grupo financiero, aunque hay un efecto a nivel país por ser un mercado emergente, debido a su nivel de liquidez.

Subrayó que Turquía representa 11% del total de los activos y de la utilidad del grupo, pero cada subsidiaria hace el mayor negocio posible dentro de su entorno local.

 

“Un valor de BBVA es la diversificación geográfica, porque no puedes garantizar que todas tus franquicias se comporten igual”, puntualizó.

 

Siguientes artículos

Pemex
Pemex admite problemas para activar la refinería Madero
Por

Por ejemplo, el arranque de la refinería Madero, previsto inicialmente para enero, se fue postergando sucesivamente y ha...