La automotriz Toyota comenzó con los despidos en la planta en Eerlanger, en el norte de Kentucky, como parte de la mudanza que realiza a Dallas y continuará hasta finales de 2018.

De acuerdo con el diario Kentucky Enquirer, la compañía japonesa traslada cientos de empleos a Plano, ubicado en las afueras de Dallas, como parte de una consolidación nacional de sus operaciones.

La medida, anunciada en abril de 2014, afectará a 648 trabajadores, precisó el rotativo.

Erlanger era la sede norteamericana de ingeniería y fabricación de Toyota desde 1996.

PUBLICIDAD

En 2014, el gerente general de Toyota Norteamérica, James Lentz, dijo en una carta al entonces gobernador Steve Beshear que a pesar de que su sede en Erlanger “finalmente se irá, sabemos que la fuerte presencia en Kentucky es crucial para el éxito de Toyota”.

Lee también: Ford cancela inversión de 1,600 mdd en México

 

Siguientes artículos

Socio de Apple expandirá su fábrica de partes para smartphone en India
Por

La compañia Wistron Corp, fabricante de componentes para dispositivos ha pedido al gobierno estatal de Karnataka que su...