El fabricante del jabón Dove y el té Lipton reportó un crecimiento más débil al esperado en sus ventas subyacentes en el último trimestre del 2014.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

El gigante de bienes de consumo Unilever prevé otro año débil, luego de que el debilitamiento de los mercados emergentes y las alicaídas economías desarrolladas redujeron la demanda de productos desde sopas hasta jabones en el 2014.

El fabricante del jabón Dove y el té Lipton reportó un crecimiento más débil al esperado en sus ventas subyacentes en el último trimestre del 2014, el año más débil que se recuerde en la industria. Su negocio en China fue particularmente afectado y las ventas trimestrales cayeron un 20% dado que los minoristas redujeron sus inventarios en ese país.

Unilever obtiene más de la mitad de sus ventas en los mercados emergentes y por eso está particularmente expuesto a una menor demanda en países que alguna vez tuvieron un rápido crecimiento como India y Brasil, así como al fuerte deterioro económico en Rusia.

Las ventas -excluyendo fluctuaciones cambiarias, adquisiciones y desinversiones- subieron 2.1% en el cuarto trimestre, en línea con el tercer trimestre que fue el más débil en cinco años.

Analistas en promedio esperaban un aumento de 2.6%.

“No planeamos una mejora significativa en las condiciones del mercado en el 2015”, dijo el presidente ejecutivo Paul Polman.

“En este contexto, esperamos que nuestro desempeño en todo el año sea similar al del 2014 y que el primer trimestre sea más débil pero que el crecimiento mejore durante el año”, agregó.

El grupo anglo holandés dijo que las ventas subyacentes subieron 2.9% para todo el 2014, frente a las estimaciones de analistas de un 3.1%.

Los mercados desarrollados se mantuvieron estables y un modesto repunte en Norteamérica fue contrarrestado en parte por una contracción del mercado europeo.

Las ventas deberían aumentar entre 2 y 4% este año, dijo Polman, y en el primer trimestre deberían situarse en el nivel más bajo del rango. Los tipos de cambio podrían impulsar en un 3 por ciento a las ventas y las ganancias si son constantes.

La caída de los precios del petróleo está dando un respiro a compañías como Unilever, aunque el director de finanzas, Jean-Marc Huet, dijo que el beneficio dependerá del tiempo que permanezcan bajos.

 

Siguientes artículos

Utilidades son sensibles a movimientos cambiarios: Credit Suisse
Por

El banco tiene una porción considerable de activos en euros, dólares y otras monedas, y deriva ingresos de ellos, pero r...