Por Justine Rodrígues

Las estadísticas de cuánto nos comunicamos a través de nuestro lenguaje corporal son ampliamente conocidas y disponibles para todos. Al momento de buscar empleo, el entrevistador definitivamente estará observando lo que comunicas a través de tu lenguaje corporal, lo cual, en última instancia, afectará tu éxito.

Además, el lenguaje corporal tiene un impacto grande en el propio pensamiento; cualquier pose que adoptes sólo dejará ver lo que sientes.

 

PUBLICIDAD

Una postura para alcanzar el éxito

Suponemos que has hecho una investigación de manera anticipada sobre el entrevistador y el negocio, que es lo mínimo que se espera de un candidato. También has considerado las preguntas que te pueden hacer –¡no dejes que esta preparación no sirva de nada al adoptar una postura corporal incorrecta!

¿Sabes cuánto se puede decir de la personalidad de alguien simplemente al observar cómo se sienta durante una entrevista? Aunque tengas el CV perfecto y respuestas impecables a todas las preguntas difíciles, un lenguaje corporal negativo puede ser suficiente para negarte un trabajo. Por ejemplo, si estás encorvado en una silla, moviendo los pies o jugando, parecerás desinteresado o, lo que es peor, maleducado.

 

Los 5 pasos a tener en cuenta

Con esto en mente, estos 5 pasos te ayudarán a crear una imagen positiva a través de tu lenguaje corporal:

  1. Ir preparado
    La preparación para una entrevista siempre genera confianza, y cuando se está seguro existen menos problemas de lenguaje corporal. Si luchas con la confianza, entonces simplemente intenta simular estar confiado. Tu lenguaje corporal y la personalidad pueden ser el punto decisivo si estás frente a alguien con las mismas calificaciones y experiencia. Practica con un amigo o familiar.
  2. Espera pacientemente
    Empiezas a ser juzgado en tu desempeño en la entrevista tan pronto entras por la puerta del edificio. Es una práctica común que la recepcionista reporte al entrevistador tu comportamiento y actitud general; hasta encorvarse en el área de espera puede ser analizado. Invierte el corto tiempo antes de la entrevista pensando en cómo saludarás, mientras te sientas en una posición recta neutral. Fuerza tu cuerpo a que asuma esta pose para que ayude a aparentar (tanto a otros como a ti mismo) que eres confiado y capaz de manejar el estrés, presión y expectativas que vienen de la mano en el ámbito de una entrevista laboral.
  3. Siéntate de manera confiada
    Una vez dentro de la sala, descansa los brazos en los apoya brazos de la silla e intenta mantenerlos ahí. Mientras que utilizar gestos para transmitir un punto puede ayudar a mostrar tu pasión, un movimiento excesivo de manos puede transmitir que estás intentando expresarte de manera demasiado frenética; deja que tus palabras hablen. Doblar tus brazos y piernas puede ser visto como una postura agresiva, algo que puede jugar en tu contra si estás siendo entrevistado para un rol muy sociable. Evita tocarte la cara y el pelo, ya que esto distrae al entrevistador –pueden creer que no estás cómodo con la pregunta que te está haciendo.
  4. Mantén contacto visual
    Haz mucho contacto visual durante la entrevista, tanto cuando estás escuchando como cuando estás hablando. Es una gran manera de transmitir una sensación de calma y control, pero no en exceso. No es un concurso de miradas, y es normal que la otra persona rompa el contacto visual en la entrevista. Ésta es una parte muy importante de comunicación no verbal.
  5. Despídete con una sonrisa
    Después de haber ejecutado un desempeño impecable verbal y no verbal en la entrevista, cierra con broche de oro con un apretón de manos y una sonrisa. Un apretón firme, contacto visual, una sonrisa genuina y los cumplidos usuales son la manera perfecta de que un entrevistador te recuerde.

Justine Rodrígues es Manager de Hays México.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @HaysMexico

Facebook: Hays México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Las nuevas universidades serán las empresas
Por

Parece que los tiempos en que la educación universitaria se impartía en aulas están por terminar. Las empresas se perfil...