El camino a la movilidad

Foto: Reuters

El aumento de las tecnologías de dispositivos móviles  está modificando la forma de trabajo e impactando a las empresas en cuanto a productividad y comunicación.

 

 

                                                                                                                                                                                  

Después de varias citas de trabajo con algunos de mis clientes, me detuve un momento a tomarme un café y estuve pensando en cómo la movilidad se ha incrementado, no sólo por la necesidad empresarial de que la fuerza de trabajo cuente con acceso a recursos empresariales en todo momento y lugar, sino también por la rápida invasión de dispositivos móviles de los empleados en las organizaciones.

Cerca de la mitad de los trabajadores pasamos un tercio del día laborando fuera de la oficina y, en una ciudad donde constantemente hay marchas, tráfico y son largas las distancias entre las empresas y las zonas de trabajo en campo, las necesidades móviles de comunicación se hacen cada vez más imperativas, ya que estos problemas afectan los tiempos de entrega de productos, citas de ventas, reuniones con prospectos, clientes, etc.

La coyuntura que vive México respecto a la penetración de dispositivos móviles, como teléfonos inteligentes y tabletas, va en aumento y pasará de 30% en el 2012 a 85% en el 2016, según Select. La tercera parte de los trabajadores en Latinoamérica usamos un teléfono móvil o smartphone para fines de negocios, y dos de cada tres empresas movilizan a más del 10% de sus empleados con smartphones o tabletas.

Dentro de las empresas podemos observar que los trabadores también solicitan la eliminación de modelos restrictivos y tradicionales frente a estas tecnologías. Además, tienen mucha importancia las tecnologías que les brindan las empresas para aceptar una oferta laboral o permanecer dentro de la misma.

Esta necesidad existe en ambas partes, sin embargo, el mayor reto que encontramos por parte de las organizaciones es:

  • Dificultad para dirigir las diversas aplicaciones, infraestructuras y dispositivos que resulten óptimos en movilidad para la empresa. Este punto involucra la revisión, modernización y optimización de los recursos de TI.

 

El trayecto hacia la realidad

Un elemento fundamental para la movilidad son las aplicaciones; éstas son la esencia de las operaciones y, en muchos casos, son viejas, inflexibles y extremadamente complejas, lo que no permite responder rápidamente a las necesidades de movilidad de la organización.

En el camino de la movilidad pienso que el centro de datos será sometido a ciertos cambios para poder alcanzar niveles óptimos, respecto a volumen y capacidad de transacciones que le permita soportar la gran cantidad de dispositivos y el acceso a los recursos almacenados en él. Aquí entra de igual forma el Cloud Computing; en los casos en los que no exista, habrá que analizar qué aplicaciones se pueden migrar a este esquema para que tengamos acceso a ellas a través de Internet.

Y por último, pero no menos importante, está el soporte a los dispositivos. Es necesario evaluar cómo el soporte de TI y la entrega de los recursos son gestionados, además de cómo las TI pueden contribuir a reducir costos en este aspecto. El soporte contempla la seguridad en estos dispositivos y el acceso, ya que por su portabilidad pueden hacer uso de redes no seguras o ser fácilmente robados y, si no se cuenta con la seguridad necesaria, la información de la empresa quedaría a la deriva.

 

¿Y qué piensan los CIO?

Los directivos pueden creer, en ocasiones, que al permitir el uso de dispositivos móviles para poder trabajar fuera de la oficina, la productividad de los empleados se verá afectada al no tener un control estricto de las horas que dedican realmente a su trabajo. Sin embargo, actividades que podrían realizar en ocho horas, las terminan en 10 y cuando llegan a sus corporativos tienen que generar reportes de ventas u otros controles administrativos, con lo cual también se retiene al personal de base más tiempo del establecido en su horario, limitando la eficiencia y productividad.

También podemos observar que algunos analistas coinciden que la productividad de una compañía puede aumentar con el uso de aplicaciones móviles. Además, diversas encuestas han demostrado que al menos dos tercios de los empleados comentan que no necesitan estar físicamente en la oficina para ser productivos y eficientes.

La evolución de políticas, tecnologías y decisiones en presupuestos, son algunos de los cambios que las organizaciones deben abordar para poder dar movilidad y soporte adecuado a los empleados, a la vez que se mantiene la seguridad, se aumenta la productividad y se retiene a la fuerza laboral.

Los retos anteriores ponen en dificultades a los CIO, ya que de primera instancia el traslado a la movilidad puede parecer una transformación sumamente costosa. Por esto, las empresas deben acercarse a compañías especialistas en la gestión y modernización de entornos de TI, que puedan administrar todos los recursos, a la vez que brindan el soporte a través de diversas plataformas y sin aumentar los costos, en comparación a hacerlo desde el interior de la empresa.

Finalmente, la movilidad es la nueva realidad y las organizaciones deben cambiar su postura restrictiva a los dispositivos por un enfoque que soporte una evolución. Aquellas que quieran responder de manera perfecta a esta tendencia, deben comenzar a revisar sus capacidades de implementación y soporte para atender esta creciente necesidad.

Todos deseamos tener la flexibilidad del trabajo remoto y aumentar la productividad es el objetivo primordial de la movilidad. Ahora, la misión de los departamentos de TI es apoyar con el soporte adecuado a sus usuarios para alcanzar este objetivo.

 

 

Contacto:

Facebook

Mail: [email protected]

Blog de la empresa: http://blogs.unisys.com/

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.