Talento y startups, ¿cómo tener un traje a la medida?

Búsqueda de talento (Foto: Reuters)
cintillo

Existen varias estrategias para atraer talento a una organización; sin embargo, las startups deben aprender a combinar todas ellas para reclutar al mejor capital humano.

 

Por Ana Paula Flores

 

 

“La gente es lo más importante para nosotros.” ¿Cuántas veces no hemos escuchado esta aseveración? Parece que es una frase de moda en recursos humanos, pero cada vez cobra más sentido dentro de las organizaciones.

Tener a las personas correctas en los puestos correctos pueden hacer la diferencia entre un negocio exitoso y un fracaso.

“Las empresas en lo general, y no sólo las startups o pymes, están enfrentando una crisis de talento de dimensiones mayúsculas”, dice Sebastián Siseles, director internacional de Freelancer.com.

Sin embargo, las startups se enfrentan a un panorama aún más difícil. “Las pymes o emprendedores (tienen) la necesidad de competir contra empresas gigantes para atraer dichos talentos (los altamente especializados)”, dice Siseles.

 

Crear talento

El artículo “Human Resource Strategy”, elaborado por Christopher Collins, Mathew Allen y Scott Snell, de la Universidad de Cornell, sostiene que los emprendedores tienen la ventaja de poder desarrollar e implementar desde el nacimiento de su empresa modelos de trabajo que permitan no sólo atraer sino desarrollar talento especializado a sus organizaciones.

“Un alto compromiso y la creación de una red de colaboración como parte de la estrategia de recursos humanos están relacionados con la innovación de la firma (medida a través del número de productos y servicios nuevos), que a su vez se ve influenciada por los efectos de un clima organizacional que fomente la  cooperación y el nivel de desempeño de los empleados internos, así como  la construcción de una reputación al exterior”, explica el documento.

 

Esquemas de contratación

Además de la oportunidad de desarrollar sus propios modelos de trabajo, los emprendedores tienen la posibilidad de diversificar sus sistemas de contratación, sostiene Siseles: “Podemos tener una nómina interna para aquellas áreas centrales de la empresa y contratar profesionales independientes en todas las demás áreas que son necesarias para la empresa, pero no cruciales. Todo va a depender del acceso al capital y del formato de negocio.”

El director internacional de Freelancer.com recomienda que mientras más probado esté un producto o servicio, y mayor capital obtenga, es mejor tener empleados in house que lleven el día a día el emprendimiento.

Por su parte, el estudio de la Universidad de Cornell considera que, en general, los emprendedores deben contar con estructuras de trabajo flexibles, desarrollo de estrategias multicarrera, habilidades de desarrollar especialización transversal y un sistema de incentivos basado en resultados.

 

Cinco tips

Para Sebastián Siseles, éstas serían las cinco mejores prácticas en recursos humanos para emprendedores:

  1. Contratar el mejor talento alrededor del mundo, utilizando plataformas online para acceder a ellos sin preocuparse por las diferencias idiomáticas, de localización y hasta horarias. Hay miles de casos de éxito en que un trabajo solicitado por la noche, y encargado a una persona que vive del otro lado del mundo (y con 10 o más horas de diferencia), estaba listo a la mañana siguiente. El ahorro de tiempos es primordial en cualquier empresa que se está iniciando.
  2. El capital humano es lo más importante. Por ello, un programa sólido de crecimiento, desarrollo y participación en el éxito futuro de la compañía va a atraer más y mejores talentos para asegurar dicho éxito.
  3. Un programa de capacitación siempre hará que nuestra empresa mejore. Ante el miedo de “qué pasa si lo capacito y luego se va”, se dijo que “qué pasaría si no lo capacito y se queda”. Sería mucho peor, ¿cierto? Por ello, la capacitación constante en materia de recursos humanos hará una diferencia en el mediano y largo plazo.
  4. Implementación de un sistema de mentoring en que los trabajadores no sólo puedan aprender de quienes están en posiciones más altas, sino que también absorban la cultura de la empresa que algún día puedan liderar.
  5. Rotación dentro de las áreas de la empresa, a fin de que conozcan los diferentes productos, unidades de negocio y sistemas. No sólo va a formar mejores profesionales, sino que dará la oportunidad al empleado de conocer acabadamente el funcionamiento de la empresa y evitará que la persona se establezca sólo en una zona de confort y que terminará siendo aburrida para el empleado.

Esta nota forma parte de una serie de contenidos asociados a las 30 Promesas de los Negocios Forbes 2016. No te pierdas nuestra selección en la edición impresa de febrero.