Tristemente, la mayor parte de la población dedica muy poco tiempo a analizar su conducta financiera… Pero eso puede terminar si evitas los 3 errores financieros que empobrecen a cualquiera.

 

Una economía saludable depende fuertemente de la práctica de buenos hábitos financieros, y éstos no son más que decisiones inteligentes dentro del día a día. Para que una acción constituya un hábito ha de repetirse constantemente dentro de un término definido (periodicidad), y esto es, precisamente, lo que dificulta la adopción de conductas financieramente saludables: es fácil resistirte a un gasto que incrementará significativamente tu deuda a lo largo de un mes, ¿pero qué pasará al siguiente? ¿y el que viene después?

Según un estudio realizado por el Banco de la Reserva Federal de St. Louis, las personas cuyo nivel de recursos económicos puede ser considerado como “abundante”, tienen en común ciertas actitudes con respecto a la administración de su dinero, y así como ellos, los calificados por el St. Louis Fed por debajo de la media de riqueza, también comparten más de una característica. De acuerdo con los resultados de esta investigación, la gente que sigue ciertas reglas cuando se trata de su dinero tiende a estar ubicada en un nivel socioeconómico más alto.

PUBLICIDAD

“Sería simplificarlo demasiado decir que si haces estas ‘n’ cosas serás rico, pero aumenta las probabilidades”, dice William Emmons, economista de St. Louis Fed y coautor del reporte. Basados en el examen de 38,385 familias que tomaron la encuesta de 1992 a 2013, Emmons y Bryan North (coautor) enfatizaron las siguientes 3 conductas como errores financieros que, indiscutiblemente, empobrecen a cualquiera:

  1. No pagas tus deudas a tiempo: Atrasarte, desde un par de días hasta un periodo entero, puede ocasionar grandes estragos a tu balance general. La clave aquí son los intereses: cumple con tus fechas de pago y no dejes que la deuda inicial se infle por olvidos o falta de planeación.
  2. No ahorras: Los ahorros generan liquidez, y un buen margen de liquidez es básico para considerar a una persona económicamente saludable. Si no tienes ahorros disponibles, a pesar de que tengas activos a la mano, te hace falta la inmediatez del efectivo.
  3. No tienes activos: No posees bienes inmuebles ni tienes deudas por cobrar; dicho de otra manera, nada te genera ingresos más allá de tu sueldo.

Muchos de los errores financieros que cometemos son producto de la falta de visión y análisis de nuestra condición económica actual y las repercusiones de nuestras acciones a futuro. Tristemente, la mayor parte de la población dedica muy poco tiempo a analizar su conducta financiera, y de esto derivan incontables deudas e incrementos de las mismas, envileciendo innecesariamente a las instituciones bancarias que, finalmente, se limitan a prestar un servicio. Planificar, invertir y ahorrar son verbos clave en la consolidación de tu riqueza; todo lo contrario te está empobreciendo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El plan de Tata para digitalizar la banca centroamericana
Por

Con un mercado potencial que vale 309 mdd, TATA buscará convertir la cultura financiera latinoamericana en una experienc...