Si el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se acaba, Mexichem descarta un impacto en su salud financiera.

Al director de finanzas de la firma petroquímica, Rodrigo Guzmán, esta negociación no lo levanta en las noches ni le quita el sueño. Explica que las reglas arancelarias de la Organización Mundial de Comercio (OMC) ya se han acercado considerablemente a los estatutos del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá pactado en 1994.

Una de las razones que lo sustentan es que Estados Unidos es deficitario en el mineral flourita, mientras que México lo es de monumero de cloruro de vinilo (VCM).

“Cuando terminan este tipo de tratados, se realizan exenciones en ciertos productos, particularmeteen los que son dependientes”.

PUBLICIDAD

Mexichem posee la mina de este mineral más grande del mundo en San Luis Potosí y es el mayor productor del mundo. La otra opción para Estados Unidos es China, con quien enfrenta el mayor déficit comercial, y que cuenta con 680 calidades del recurso.

La fluorita mexicana tiene 80% de concentración, la que se extrae en China es de 70%.

Dicho mineral es muy últil para las industrias de acero y cemento, pues reduce el calor de los hornos, eso permite a las empresas bajar su costo energético, y con el producto de China no pueden hacer esto.

Guzmán precisa que aunque los origenes de la compañía son mexicanos, hoy la empresa es global.

“Solo 3.6% de los ingresos está en pesos, el resto está en monedas extranjeras”, dijo durante una reunión con prensa.

El 60% de sus ingresos están en dólares, el 30% en euros y el resto en diversas monedas como el real y la libra.

La empresa factura 5,641 millones de dólares (mdd) en el mundo tiene operaciones de van de Estados Unidos a Brasil, pasando por Omán en Medio Oriente y China e India.

El valor de las adquisiciones que ha hecho Mexichem desde 2003 tienen un valor 4,500 mdd y compraron 23 empresas.

 

Siguientes artículos

Organizaciones sociales buscan adoptar una visión de negocios
Por

Organizaciones civiles podrían diseñar modelos de negocios innovadores para financiar sus labores sociales.