Las tasas de corto plazo y de largo plazo tenderán a subir; lo que nadie sabe es en cuánto tiempo y hasta qué nivel.

 

 

Me voy a referir principalmente a las tasas de interés en los Estados Unidos de Norteamérica, ya que éstas son líderes y punto de referencia para los niveles de tasas de interés en los países del mundo occidental y, en forma muy puntual, en México.

 

Niveles de tasas

Las tasas están a niveles históricamente bajos: la de corto plazo o “tasa de referencia”, que fija la Reserva Federal en cada una de las reuniones periódicas que realiza este instituto central, lleva más de dos años en niveles de cero a 0.25%, grado que jamás había visto en los 48 años que tengo en este negocio, y la tasa de largo plazo, identificada como el rendimiento de los “treasury bills” a 10 años de plazo, actualmente está al 2.60% y viene subiendo desde un mínimo histórico de 1.6% que alcanzó a finales del 2011.

 

En qué nivel van a quedar

La gran pregunta es ¿en qué nivel van a quedar una vez que la Reserva Federal termine con su programa de compra de bonos? Nadie duda que las tasas de corto plazo y de largo plazo tenderán a subir; lo que nadie sabe es en cuánto tiempo y hasta qué nivel.

 

Opiniones

Existen dos corrientes: la más tradicional opina que las tasas se inclinarán a ser neutrales, definiendo como neutralidad la tasa histórica que han tenido, y que es aquella que no estimula la economía, pero tampoco la inhibe. Las tasas neutrales históricas, por decirlo de alguna manera, son las siguientes: la de corto plazo entre 3.5% y 4% (actualmente está en 0-0.25%), y la de 10 años de plazo entre 5% y 6% (hoy día está en 2.6%). La otra corriente la encabeza Bill Gross, CEO de Pimco, que es el fondo de inversión más grande del orbe, quien opina que en los próximos años el mundo crecerá a una tasa cuando menos 1% por debajo del crecimiento en los últimos 20 años, y por esa razón los niveles de las tasa de neutralidad estarán, la de corto plazo en el 3% y la de 10 años en el 4%. Por ello las tasas de interés actuales sí crecerán, pero en un margen inferior al histórico.

 

Expectativas

En Somoza Musi y Asociados pensamos más alineados a la posición tradicional; creemos que la tasa de largo plazo cerrará cerca del 3% y la de corto plazo permanecerá al nivel actual todo lo que queda del 2014, moviéndose al alza hasta la segunda mitad del 2015.

 

México

En el caso de México, las tasas, tanto de corto como de largo plazo, están en mínimos históricos. La de corto plazo, que recién disminuyó el Banco de México al 3%, tenderá al 3.5% para el final del año, y las de largo plazo seguirán el ritmo de crecimiento que tenga el rendimiento de los “treasuries” de 10 años.

 

Conclusión

Todo lo anterior representa un reto para los inversionistas de renta fija, que tendrán una expectativa de inversión muy poco rentable para los cortos plazos. Pero si su ambición los lleva a invertir a tasas fijas a largo plazo, ¡los riesgos serán importantes!

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: Somoza Musi

Twitter: @SomozaMusi

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Luz verde a acuerdo de accionistas de Telekom Austria
Por

En abril, América Móvil acordó juntar sus participaciones, lo que les daría un porcentaje combinado de 55% del ex monopo...