Como bien sabes, al momento de comenzar tu vida laboral ya estás ahorrando para tu retiro en una cuenta Afore de forma obligatoria, junto con tus patrones y el gobierno. No obstante, si quieres incrementar el monto de tu pensión debes realizar ahorro voluntario, es decir, “meterle” dinero extra cada que puedas a tu cuenta individual, esto de acuerdo a tus expectativas futuras y a tus posibilidades presentes.

Para ello, es muy importante que tengas claro que el ahorro voluntario permite a las personas trabajadoras sumar recursos a su fondo de ahorro para el retiro con el fin de que obtengan una mejor pensión. Además, este tipo de ahorro es flexible, ya que puede realizarse de acuerdo a sus posibilidades y cuando lo decidan.

¿Te perdiste este texto?: Qué es el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y cómo funciona

Igualmente debes contemplar que el ahorro voluntario que realizas a tu cuenta individual también puede servirte para un gasto, imprevisto o inversión futura, debido a que hay aportaciones voluntarias a diferentes plazos (corto plazo, mediano y largo plazo).

El ahorro con un horizonte de corto plazo es una excelente opción si piensas disponer de este dinero de forma inmediata. Sin embargo, si lo que quieres es incrementar el monto de tu cuenta Afore debes realizar aportaciones voluntarias complementarias de retiro, es decir de largo plazo.

El En este tipo de ahorro la inversión debe permanecer en la cuenta individual hasta que la o el trabajador tenga derecho a disponer de las aportaciones obligatorias. Es deducible de impuestos en la declaración anual, debido a que este ahorro debe permanecer invertido hasta los 65 años de edad o por lo menos debe tener una permanencia de 5 años.

El ahorro voluntario puede adaptarse a las posibilidades de las personas trabajadoras y para ello se tienen diferentes canales de captación presenciales como tiendas de conveniencia 7-Eleven, Círculo K, Extra, sucursales Telecomm, Banco del Bienestar, Walmart Express, Yastás, Walmart, Sam’s Club, Farmacias del Ahorro, Chedraui, Bodega Aurrera, Punto Recarga y La Red de la gente, desde su lugar de trabajo (por medio de un descuento a tu nómina). En estos establecimientos el monto mínimo es de 50 pesos y no hay una periodicidad fija, es decir, cada uno puede decidir cuándo y cuánto aportar. 

Además, se tienen medios digitales como AforeWeb y AforeMóvil; e incluso a través de GanAhorro, que es un programa de recompensas de AforeMóvil que te permite ahorrar mientras compras tus productos favoritos

Como verás son muy amplias las opciones para hacer ahorro voluntario, solo es cosa de que te propongas un objetivo y hagas todo por alcanzarlo. El consejo que te damos es que no ahorres lo que te sobra, mejor planéalo bien e incluye ese ahorro como parte de tu presupuesto. 

La importa cuando del ahorro voluntario

Como bien sabes, las y los trabajadores que comenzaron a cotizar al IMSS a partir del 1° de julio de 1997 o al ISSSTE a partir del 1° de abril de 2007, inician con un nuevo modelo de pensión donde su pensión dependerá básicamente de lo que acumulen durante su vida laboral, por lo que el ahorro voluntario es una excelente opción para hacerlo crecer y que, cuando seas un adulto mayor, te des tus “gustitos”. 

Consideremos entonces que el primer paso es que las personas tengan en mente su etapa de retiro laboral y que esta es una responsabilidad personal, así que a meterle con todo para tener el retiro que imaginas.

Te recomendamos ver: 5 razones por las que tu Afore importa hoy y no en 40 años

Puntos clave:

  • Si quieres incrementar el monto de tu pensión, debes realizar ahorro voluntario; es decir, meterle dinero extra cada que puedas a tu cuenta individual, de acuerdo a tus expectativas futuras y a tus posibilidades presentes.
  • El ahorro voluntario que realizas a tu cuenta individual también puede servirte para un gasto o inversión futura, debido a que hay aportaciones voluntarias a corto plazo.
  • El ahorro voluntario puede adaptarse a las posibilidades de las personas trabajadoras, pues el monto mínimo para establecimientos comerciales es de 50 pesos y no hay una periodicidad fija; es decir, cada uno puede decidir cuándo y cuánto aportar.
  • Hay diferentes canales de ahorro por medios físicos y digitales que se adaptan a las necesidades de los trabajadores. 
  • El ahorro voluntario puede tener beneficios fiscales, como deducirlo en su declaración anual, siempre y cuando mantengan dicho ahorro en su cuenta Afore mínimo 5 años o bien hasta que se cumplan los 65 años de edad.

* Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Reducir la jornada laboral tiene efectos positivos… pero también costos
Por

La posible reducción de la jornada laboral traería beneficios al trabajador, pero también aumentaría otros costos que no...