Sin duda se está viviendo un acelerado cambio en todas las industrias gracias a internet. No hay área en la actualidad donde el ciberespacio no haya invadido o influenciado de forma determinante para cambiar paradigmas, formas de pensar, razonamientos, formas de vender, de comprar, de fabricar, de colaborar, de exigir, de ayudar, etc. Por esa razón es importante que los pequeños empresarios y emprendedores se integren a esta tendencia y aprovechen la exposición comercial que pueden dar las redes sociales a un producto o servicio.

No sabemos qué cosas aparecerán en el futuro en internet, pero hoy conocemos con mucha certeza la efectividad que tienen las redes sociales para catapultar un negocio, sin importar su tamaño.

Integrarse a las redes sociales ya no es una opción más. Hoy, simplemente deben ser una parte más de cualquier negocio. Contar con un portal ya no es tan relevante como estar presente en las redes sociales de manera activa.

Tener un número cada vez mayor de seguidores y lograr que compartan y recomienden un producto o servicio es el reto de este tipo de medios de comunicación que poco a poco han ido ganando terreno a los medios de publicidad tradicionales.

PUBLICIDAD

Internet ha ido educando a las nuevas generaciones, de tal forma que ya no es viable seguir mostrado publicidad invasiva como lo hace la televisión. Las nuevas generaciones tienen un nivel de atención cada vez más reducido; por ello no aceptan tan fácilmente la publicidad invasiva.

Cada vez es mayor el número de marcas que están utilizando las redes sociales para fortalecer su posición. Aprovechan la oportunidad que las redes sociales dan a los consumidores para comunicar y expresarse sobre sus productos y servicios. Después de todo, las personas confían más en una recomendación personal de amigos y familiares que en la publicidad tradicional.

Las empresas de publicidad están sustituyendo los comerciales tradicionales por contenidos entretenidos, originales, emotivos, chistosos, etc., que pueden ser compartidos. Utilizan discursos –visuales o auditivos– encaminados a generar emociones para que los usuarios los compartan. Ya no es una interacción forzada con los clientes; ahora es un mensaje que llega a través de amigos, conocidos o familiares lo que le da un valor extra.

Si tienes pensado emplear las redes sociales toma en cuenta las siguientes observaciones:

  1. Genera contenidos originales. De esta forma tus mensajes llamarán pronto la atención y serán compartidos o “viralizados”.
  2. Despierta emociones con tus contenidos. Las emociones positivas harán que tu marca sea bien vista por las personas. Si despiertas alegría, tu marca será vista como algo alegre; si despiertas entusiasmo, tu marca entusiasmará a las personas.
  3. Olvídate de los contenidos desagradables. Recuerda que la mente relaciona más fácilmente lo negativo que lo positivo con las marcas. Un contenido desagradable puede ser sumamente viral, pero también puede ser fuertemente negativo para una marca.
  4. Busca y comparte contenidos relacionados con tu producto o servicio. Si no tienes la posibilidad de generar contenidos propios, puedes buscar y compartir información de temas relacionados con tu marca o con el sector al que pertenece tu producto o servicio.
  5. Ten cuidado con fuentes de información poco confiables. Si vas a compartir contenidos de otros, investiga sobre las fuentes más confiables. Recuerda que cada minuto se publican en internet millones de comentarios, opiniones y todo tipo de contenidos de fuentes dudosas y poco serias. Eso puede afectar negativamente la credibilidad de tu marca.
  6. Considera que las personas son el medio de difusión. Si generas o compartes un contenido que agreda a los usuarios, es prácticamente seguro que tu mensaje no sea difundido ni recomendado.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @elopez_loyola

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Brasileños pagan 56% más por un iPhone que en EU
Por

Brasil, Indonesia, Suecia, India e Italia son los países donde el precio de un iPhone 6 supera los 700 dólares.