Por Luisa Kroll

Bernard Arnault es ahora la segunda persona más rica del mundo, según los cálculos de Forbes. El titán de artículos de lujo detrás de marcas como Louis Vuitton y Moët & Chandon, está valuado en 103,200 millones de dólares (mdd), esto, desde el mediodía de ayer, en comparación a los 76,000 mdd registrados en marzo, cuando Forbes publicó la lista anual de multimillonarios. En ese momento, él era la cuarta persona más rica del planeta. Su fortuna, que alcanzó los 100,000 mdd por primera vez en junio, se ha visto impulsada por las acciones récord de su conglomerado LVMH (Louis Vuitton, Moët & Chandon y Hennessey), que han subido un poco más del 50% desde el inicio de este año.

Desde el jueves, la fortuna de Arnault tiene un valor de 300 mdd más que Bill Gates, quien ahora su patrimonio roza los 102,900 mdd. Es la primera vez desde 2008 que Gates no ha sido la persona más rica o la segunda más rica del mundo. Las acciones de Microsoft también han alcanzado niveles récord, pero no han seguido el ritmo de LVMH. Además, Gates, ahora tiene la mayor parte de su fortuna fuera de Microsoft. Jeff Bezos sigue siendo el número uno, con un patrimonio neto de aproximadamente 124,000 mdd, luego de restar las acciones de Amazon que pronto pertenecerán a su ex esposa, MacKenzie Bezos.

Si bien, parece poco probable que Arnault pueda alcanzar a Bezos, ambos hombres tienen la mayor parte de su fortuna atada a las acciones respectivas de sus compañías, y otro salto de LVMH y una caída de Amazon podrían cerrar la brecha rápidamente. Después de todo, la fortuna de Arnault ya ha aumentado en 27,000 mdd en los últimos cuatro meses.

Para poner en perspectiva estas ganancias y su salto en riqueza, considera esto: solo cinco personas en el mundo han clasificado oficialmente en primer o segundo lugar en nuestra lista anual de multimillonarios desde 2001: Bezos, Gates, Warren Buffett, Amancio Ortega de Zara y el titán de telecomunicaciones de México, Carlos Slim Helú.

También lee: Bernard Arnault, el millonario que dio una nueva dimensión al lujo

Detrás del auge de Arnault, está el hecho de que los compradores de alto nivel continúan adquiriendo artículos de lujo en todo el mundo. LVMH reportó ventas récord y ganancias de aproximadamente 52,500 mdd y 11,200 mdd para el año fiscal  de 2018. Las ventas aumentaron nuevamente un 16% en el primer trimestre, a 14,000 mdd. Las ganancias, que se reportan semestralmente, se anunciarán a fines de julio.

Pero Arnault no se conforma. Continúa innovando y actualizando a LVMH, 35 años después de haber adquirido bienes de lujo con la compra de Christian Dior. Apenas esta semana anunció una aventura con la diseñadora de moda Stella McCartney. El movimiento se produce 16 meses después de que McCartney abandonó al rival de LVMH, Kering (dirigido por Francois-Henri Pinault, hijo del multimillonario francés Francois Pinault) y asumió la propiedad total de su compañía. McCartney dijo en el comunicado de prensa de LVMH que, desde entonces, varias partes se le acercaron para asociarse, pero que Arnault y su hijo Antoine la conquistaron.

El titán de artículos de lujo, detrás de marcas como: Louis Vuitton y Moët & Chandon, posee una fortuna de 103,200 millones de dólares.

El objetivo de la sociedad no es solo hacer crecer la Casa Stella McCartney, sino también ampliar los esfuerzos de sostenibilidad de LVMH. McCartney, cuya marca es conocida por su compromiso con la moda de lujo sostenible y ética, servirá como asesor especial de LVMH sobre sustentabilidad.

“Estoy extremadamente feliz con esta asociación con Stella. “Es el comienzo de una hermosa historia juntos, y estamos convencidos del gran potencial a largo plazo de su Casa (de moda)”, dijo Arnault en un comunicado de prensa. “Un factor decisivo fue que ella fue la primera en poner los temas de sostenibilidad y ética en el primer plano, muy rápido, y construyó su Casa alrededor de estos temas. Enfatiza el compromiso de los Grupos LVMH con la sustentabilidad”.

Ese acuerdo sigue a las dos sociedades altamente promocionadas del grupo de lujo con la superestrella Rihanna —Fenty Beauty y Fenty Fashion House—, así como acuerdos recientes como la adquisición de Belmond, que opera hoteles de lujo, trenes e incluso safaris.

No te pierdas: Ranking Forbes | La sed por consumo de lujo dispara la fortuna de Bernard Arnault

 

Siguientes artículos

Agenda Forbes | Migración, a examen; relevo en Reino Unido; atletas, a competir
Por

Estados Unidos dará su veredicto sobre si México ha cumplido en frenar la migración; un nuevo líder buscará guiar el Bre...